•   
  •   

Anti-Fragile (Reseña del libro de Nassim Taleb)

Anti frágil se une a los anteriores trabajos de exploración continua de Nassim sobre los conceptos de riesgo, incertidumbre, la probabilidad y la toma de decisiones (además de muchos otros temas), todo ello bajo el paraguas de cómo vivir en un mundo que no entendemos.

El libro me hizo volver a evaluar los supuestos acerca de cómo funciona el mundo, que para mí, es la prueba definitiva de todos los libros de este tipo. No es una lectura fácil, y hay material allí para desafiar a casi cualquier lector (filosofía, matemáticas, negocios, economía, por nombrar algunos), pero vale la pena el viaje, así que allá va el resumen del libro.

"El viento apaga una vela y energiza el fuego. Lo mismo sucede con el azar, la incertidumbre, el caos, lo que quieres es usarlo, no esconderte de ellos", escribe Nassim Taleb, que resume la actitud y pensamiento del  autor acerca de la aleatoriedad y la incertidumbre.

Algunas cosas se benefician de los golpes, prosperan y crecen cuando están expuestas a la volatilidad, aleatoriedad, desorden, estrés, el riesgo y la incertidumbre. Sin embargo, a pesar de la ubicuidad del fenómeno, no hay una palabra que explique lo contrario de frágil. Anti fragilidad va más allá de la resistencia o robustez. El resistente resiste los golpes y sigue siendo el mismo: el anti frágil se pone mejor. Ésta propiedad está detrás de todo lo que ha cambiado con el tiempo: la evolución, la cultura, las ideas, las revoluciones, los sistemas políticos, la innovación tecnológica, el éxito económico y cultural, la supervivencia empresarial, el surgimiento de las ciudades, las culturas, los sistemas jurídicos, los bosques ecuatoriales, la resistencia bacteriana, etc.  Incluso nuestra propia existencia como especie en este planeta.

El anti frágil ama el azar y la incertidumbre, lo que significa también y fundamentalmente abrazar y aceptar el error, una cierta clase de errores. La Anti fragilidad tiene una propiedad singular que nos permite hacer frente a lo desconocido, a hacer las cosas sin comprenderlas y hacerlas bien.

La anti fragilidad nos permite comprender mejor la fragilidad  Así por ejemplo, no se puede mejorar la salud sin reducir la enfermedad, o aumentar la riqueza sin antes reducir las pérdidas, anti fragilidad y fragilidad, por tanto, son grados en un mismo espectro.

Al comprender los mecanismos de la anti fragilidad,  podemos construir una guía amplia y sistemática  para la toma de decisiones bajo incertidumbre no predictiva en los negocios, la política, la medicina y la vida en general en cualquier lugar y en cualquier situación en la que existe el azar, la imprevisibilidad, la opacidad, o la comprensión parcial e incompleta de las cosas.

Es mucho más sencillo de averiguar si  algo es frágil, que predecir la ocurrencia de un evento que puede dañarlo.  La fragilidad se puede medir, no se puede medir el riesgo. Esto proporciona una solución que el autor denomina "el problema del cisne negro": la imposibilidad de calcular los riesgos consecuentes de eventos raros y predecir su ocurrencia. La sensibilidad a los daños provocados por la volatilidad es manejable, más que predecir el evento que pueda causar el daño. Por ello, Nassim Taleb nos propone dirigir nuestros esfuerzos en la gestión de la predicción, pronóstico y riesgo.

Fundamentalmente, si la anti fragilidad es propiedad de todo lo natural (y complejo), los sistemas que han sobrevivido, si les privamos de estos sistemas de volatilidad, aleatoriedad, y los factores de estrés, les haremos daño, debilitaremos y quizás mueran. Hemos convertido en frágil la economía, la salud, la vida política, la educación, etc. por la supresión de la aleatoriedad y la volatilidad.

Lo más degradante según el autor y en lo que estoy totalmente de acuerdo (escribiré un artículo al respecto), es la anti fragilidad a costa de la fragilidad de los demás, para ello hace una referencia a la crisis financiera que se inició en 2008 y cómo estamos presenciando el surgimiento de una nueva clase de héroes inversos, es decir, los burócratas, banqueros, nuestra clase política, que atesoran mucho poder y no asumen ningún riesgo o responsabilidad con sus actuaciones. Ellos juegan con el sistema, mientras que los ciudadanos pagan el precio. En ningún momento de la historia, las personas que no asumían riesgos, ejercían tanto control, cuando lo normal y así lo ha sido a lo largo de la historia, el éxito estaba asociado a la asunción de riesgo.

Para terminar quería dejaros con mis reflexiones y planteamientos heurísticas que he sacado tras leer éste libro:

  1. Invertir (confianza) en las personas, que son el activo más importante.
  2. Favorecer, promover la diversidad, a fin de reducir la exposición negativa a cualquier evento dado.
  3. Buscar la opcionalidad, alternativas,  planes B, C.
  4. Las opciones que se benefician de la volatilidad, la interrupción y la entropía son las mejores, por lo que tenemos que aprender a convivir con la incertidumbre.
  5. Evitar la anti fragilidad a costa de la fragilidad de los demás.
  6. Se aprende más de los fracasos ("conocimiento sustractivo") que del éxito.

Conferencia, presentación: http://www.youtube.com/watch?v=_vwBxdvkCtA

 

Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Comments (3)

  • Alberto Terol Conthe

    Alberto Terol Conthe

    10 Octubre 2013 at 17:19 | #

    Muchas gracias por tu resumen Omar. Yo no he podido leerlo todavía pero sin embargo asistí a la conferencia de su presentación hace unos meses en la Fundación Rafael del Pino, por lo que complemento tu reseña con mis impresiones desde el punto de vista de un profesional del desarrollo de negocio.


    JULIO 14, 2013 DE ALBERTO TEROL
    Antifragilidad: las cosas que mejoran con el desorden

    Nassim Nicholas Taleb es de esas personas cuyas ideas no dejan indiferente a nadie. Inversor libanés reconvertido a “gurú” de la nueva economía del conocimiento, ha visto cómo sus dos ensayos “The black swan” y “Fooled by randomness” se han convertido en los últimos años en éxitos de ventas.

    Sus ideas giran alrededor de cómo afecta el azar a los fenómenos económicos y nuestra forma de asumir riesgos y de intentar domesticar la incertidumbre. El pasado día 3 de Julio la Fundación Rafael del Pino le invitó a hablar de su nueva obra, “Antifragile: things that gain from disorder” y trufó su charla de numerosos conceptos muy relevantes para el desarrollo de negocio y que paso a resumir.

    Antifragilidad

    Taleb describe lo “antifrágil” como la cualidad de las cosas que se benefician o mejoran con el desorden, la irregularidad, la volatilidad, la poca estabilidad, el caos, el azar. Frente a las obras de la creación humana como los objetos de consumo que típicamente sufren al interactuar con el entorno, los productos de la Naturaleza mejoran con la exposición al mismo (una lavadora se estropea con el tiempo debido a la cal, mientras que las especies animales mejoran mediante el mecanismo de la supervivencia del mejor adaptado al entorno). Los objetos creados por el hombre son típicamente “frágiles” mientras que los desarrollados por la Naturaleza son “antifrágiles”.

    Hechos y no teoría

    En el desarrollo de productos está ampliamente aceptado que se debe partir de la ciencia básica para construir tecnología que llevaremos a la práctica en forma de productos. Sin embargo, Taleb considera que el flujo debe de ser justo el contrario. Desde la práctica y la experimentación deberíamos ir mejorando la tecnología y al final eso redundaría en la mejora del conocimiento científico. Esta forma de ver el desarrollo de producto está muy vinculada a la metodología de “Lean Start-Up” y la construcción de modelos de negocio experimentales por medio de prototipos que se puedan probar rápido y de forma barata. Como dice Nassim “los pájaros no aprenden a volar leyendo libros”. En Marketingstorming ya trabajamos sobre ese concepto (no deja de ser la forma de aprender de los bebés) en este post.

    La fragilidad de las tecnologías y el “Efecto Lindy”

    Apoyándose en la teoría de fractales de Mandelbrot, Taleb afirma que la experiencia nos indica que la probabilidad de que un producto o servicio sobreviva aumenta con los años que lleve funcionando. En vez de envejecer, las tecnologías ganan con los años de forma que cada día que cumplan aumentará un día más su vida futura. Utilizando esta técnica podemos pronosticar lo que existirá en el futuro no construyendo y proyectando lo que hay ahora sino eliminando lo que tiene pocas probabilidades de sobrevivir. Si un single de los Beatles lleva siendo un éxito de ventas durante 30 años, tiene muchas más probabilidades de aguantar otros 30 años más que el último éxito de Lady Gaga (“predict by removing vs. predict by adding”)

    “Skin in the game”

    Nassim Taleb recomienda no hacer caso a los expertos que no se la jueguen con aquello que recomiendan. De esta forma, las empresas resultan mucho más creíbles cuando asumen su cuota de riesgo en las operaciones que promocionan. El famoso “si no te convence te devolvemos el dinero” es una forma de asumir esa parte proporcional del riesgo en una transacción comercial. De la misma manera, la mejor garantía de que un avión va a volar perfectamente es que el piloto no cuente con un paracaídas (se “juega la piel” en ello).

    Eficiencia vs. fragilidad

    Las organizaciones más eficientes suelen ser al mismo tiempo las más frágiles. Las grandes multinacionales que basaron su éxito en épocas de estabilidad en el manejo de grandes economías de escala, sufren mucho más en épocas de incertidumbre como las actuales frente a variaciones del entorno que las pequeñas empresas menos eficientes pero con mayor capacidad de reacción. Taleb augura el declive de las grandes empresas (“los elefantes son uno de los animales más eficientes en términos de metabolismo. Sin embargo, hay muchas más ratas en la ciudad de Nueva York que elefantes haya habido en la historia de la Tierra”).

    Empresas “a prueba de tontos”

    Parafraseando a Warren Buffet, Nassim Taleb recomienda invertir en empresas con unas operaciones tan sencillas que puedan ser manejadas por idiotas, porque en algún momento estarán manejadas por idiotas.

    La burbuja del “Big Data”

    Nunca antes en la historia de las Finanzas se había dispuesto de tanta información como antes del estallido de la burbuja financiera internacional. El problema no es disponer de muchos datos sino lo que seamos capaces de hacer con ellos y a menudo la cantidad empeora la calidad y hace complicado separar la señal del ruido. Además, el ser humano es absolutamente irracional, por lo que aunque un departamento de Marketing conociera cantidades ingentes de información sobre nosotros, aún así le sería complicado predecir comportamientos de compra futuros siguiendo criterios estadísticos.

    En fin, absolutamente recomendable escuchar a Nassim Taleb y sus teorías sobre la incertidumbre ahora que jugar en ese entorno de futuro incierto se ha convertido en la realidad de cualquier profesional del Marketing

    reply

  • Alberto Terol Conthe

    Alberto Terol Conthe

    10 Octubre 2013 at 17:21 | #

    Se me olvidaba... aquella conferencia / presentación está en Youtube:

    http://www.youtube.com/watch?v=_vwBxdvkCtA

    reply

  • Omar Estaitih Ávila

    Omar Estaitih Ávila

    11 Octubre 2013 at 09:57 | #

    Alberto,

    Muy enriquecedora e interesante tu aportación, exponiendo otras claves que el autor quiso exponernos en su libro.

    Gracias por el enlace a su charla. Lo escucharé con atención

    Un abrazo,

    Omar

    reply

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies