•   
  •   

Autoridad e Influencia. Claves del Liderazgo del siglo XXI (1ª Parte) (Nota Técnica)

Resumen y crítica de una interesante conferencia, organizada el pasado 29 de Octubre de 2007, y con este ambicioso título, por la APD, para la que contaron con importantes directivos de empresas de primer nivel, como KPMG, MERCK y ROCHE e instituciones como la CRUZ ROJA ESPAÑOLA, la CATEDRA PRINCIPE de ASTURIAS y la GEORGETOWN UNIVERSITY. Sin embargo, creo que el ponente más prudente y acertado fue Antonio Garrigues, que pronunció la Conferencia de Inauguración, y que eclipsó a muchos de los ponentes que le siguieron durante la mañana, como siempre hace Antonio, con humildad y sensibilidad.

ANTONIO GARRIGUES: "¿PERO AQUÍ, QUIEN MANDA?"

Pregunta difícil. Antonio percibe el progreso como un avance a la complejidad, por lo que no cree que existan respuestas simples. Expone que en la cultura japonesa, el colectivo se impone al yo, mientras que en la sociedad latina predomina el individuo frente a la colectividad. Antonio refuerza el concepto de liderazgo natural, y opina que el derecho romano está vivo, en ese sentido, puesto que ya distingue entre la potestad legal y la autoridad moral. Sólo con la primera no se puede ser líder.

Para Garrigues, la clave para entender el liderazgo está soportada en cuatro conceptos:

1. Liderazgo Ético: puso como ejemplo el contraste entre el carismático JF Welch, tradicional gurú de GE, y Jeff Immelt, su sucesor, con un estilo más bondadoso y de elevada ética personal y profesional. Esta sociedad ya no tolera líderes dictatoriales o corruptos, se valora la ejemplaridad, se exige que se entiendan mejor las relaciones humanas. Sin compromiso ético no se puede liderar.

2. Optimismo: el líder pesimista es aburrido. La gente que no para de decir "esto se hunde", no tiene futuro alguno en las organizaciones del siglo XXI. Antonio defiende un liderazgo basado en el ejemplo y en la capacidad de generar optimismo, a pesar de la incertidumbre.

3. Incorporación de la mujer al liderazgo: es necesaria una alternancia…según su opinión, históricamente hablando, la mujer está menos corrompida por el poder, y debe reconocerse de forma más activa la importancia del liderazgo femenino.

4. Hay que ir por delante, asumir la globalidad, el líder debe conocer lo que está pasando, intentar anticiparse como empresario responsable que es, y siempre con un sentido inequívoco de ir hacia delante. No tiene tampoco un brillante futuro el líder que se coloca en la retaguardia y dice… "esperadme que soy vuestro líder"…


MODELO DE LIDERAZGO DE KPMG


John Scott, Presidente de KPMG España, compartió con los asistentes los tres pasos del modelo de liderazgo de su empresa: (1) Visión, que viene dada por la definición de una meta concreta, (2) Comunicación, por la importancia de las relaciones interpersonales (3) Motivación, en conceptos de inversión, y no sólo económica…

John piensa que ser un líder del cambio exige una vocación permanente, que incorpore además las siguientes características:

1. Espíritu de servir a los demás

2. Inspirar confianza en que la visión se alcanzará

3. Ser capaz de provocar el cambio en la gente: si no crees en el cambio ¿para qué ser líder?

4. Gestionar el conflicto, ser impopular de vez en cuando, saber que es mejor tomar una decisión equivocada que no tomar ninguna

5. Disfrutar siendo líder y asumir la responsabilidad que implica

6. Monitorizar los resultados y la organización, crear foros

7. Utilizar las armas de "convencer" y "motivar"


MERCK: "INNOVAR ES LA CLAVE PARA HACER FRENTE AL ENTORNO"


Laura González Molero dirigió una brillante presentación, comenzando con una reflexión sobre el entorno, que está en continuo cambio, en ciclos más cortos, donde se exige retener el talento, con una legislación ingente a la que hay que atender. Distingue la Presidenta de Merck entre certeza e incertidumbre, y recomienda revisar continuamente la estrategia de innovación porque se queda anticuada antes de que te des cuenta, concluyendo con una reflexión sobre la gestión de los intangibles.

Laura cree que su trabajo requiere un esfuerzo relevante enfocado en tratar de reducir la incertidumbre, escuchando a sus colaboradores, clientes (actuales y potenciales), accionistas, adaptándose rápidamente al entorno, gestionando el cambio, liderando eficazmente y gestionando los riesgos a través de una visión integral del negocio, aplicando planes de contingencia, a través de la priorización de los recursos, con compromiso, que consigue a través de la involucración y la recompensa (1) . Respecto a la innovación, refuerza su mensaje anterior resaltando la importancia de ésta en la cadena de valor, y la necesidad imperiosa de reformular estrategias de acuerdo con los cambios que se produzcan. Piensa, por último, que estamos en una sociedad donde la gestión de los intangibles es una clave relevante para los accionistas, y se gestiona a través del conocimiento (no sólo información), de la imagen, de la reputación, de la marca, de la diversidad, del talento. El reto es compaginar todos estos conceptos con el cumplimiento de los objetivos del negocio (2) .


XAVIER COLLER: "LA SOCIEDAD REQUIERE COSAS DISTINTAS A LOS LÍDERES"


Xavier es profesor, dirige la Cátedra Príncipe de Asturias, y cree que antiguamente estos requerimientos estaban centrados en tres aspectos:

1. Que todo liderazgo debía estar asentado en la idea del poder

2. Que el poder contribuye, pero no es obligatorio, y que no se trataba tanto de ejercer el poder como de ejercer la autoridad

3. Que la estructura era lo importante, no la persona

En la sociedad post-industrial, destacan los servicios frente a la producción, la estabilidad ha desaparecido, se instala la meritocracia entre profesionales y técnicos, estamos en una transformación continua, al estabilidad ha desaparecido, hay más incertidumbre… Según Xavier, la clave es la información y el conocimiento, y quién los posea tendrá acceso a los resortes del poder, por lo que la inteligencia de los líderes se convierte en el elemento clave de la toma de decisiones.

Xavier opina que los tres elementos que delimitan el liderazgo en la edad moderna son:

1. La certeza de la incertidumbre, el cambio es seguro… Y aquí, la capacidad de recibir, procesar y distribuir información será lo que reduzca el riesgo. El capital cultural es crítico para los líderes, sea institucionalizado o no, la experiencia, la riqueza cultural, el haber hecho muchas cosas es cada vez más relevante. Será necesario un afán por saber y una óptima percepción selectiva y ser capaces de discriminar mejor (tendemos a rechazar las cosas u opciones sobre las que no pensamos o sabemos).

2. La interdependencia de los actores… Vivimos en organizaciones y somos cada vez más dependientes de ellas… Las redes: se valora cada vez más la capacidad de mantener y establecer relaciones con actores relevantes. Fomentar el capital social, los contactos y las redes es y será vital. Existe un isomorfismo organizativo, donde los individuos de las sociedades tienden a parecerse entre ellos. Intentar averiguar cuáles son las necesidades de los otros actores, aplicando una sociología comprensiva, y por qué desarrollan esas habilidades, son características a fomentar.

3. Flexibilidad, como capacidad de adaptarse al entorno, como forma de alcanzar los objetivos, flexibilidad con los objetivos mismos, y en la relación con los actores, la habilidad de predecir futuribles, de construir estrategias y planes de contingencia, y de poner en marcha la capacidad de reacción.

Xavier concluye con un comentario sobre la importancia de ejercer el liderazgo sin recurrir al poder, o hacerlo sólo en situaciones extraordinarias. Cree más efectivo al líder con autoridad moral, con legitimidad conferida, al que sus seguidores le consienten, pero que debe generar previamente ese consentimiento. Recurrir al poder traerá a la larga muchos más problemas.

(1) La verdad es que la lista es impecable, y quizá en otra persona sonaría a retahíla de principios o declaración de intenciones, más que hechos y actitudes reales, pero la verdad es que Laura traslada una sensación de que se cree lo que está diciendo.

(2) Personalmente, añadiría la frase "…Y que no se note…", porque nada produce peor sensación que percibir una empresa que juega cínicamente con estos conceptos, sobre todo de puertas a fuera, cuando dentro de casa se dirige con principios prehistóricos, incoherentes y poco creíbles.

0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies