•   
  •   

Reflexiones sobre la Profesión Militar y el Liderazgo (Reseña de Libro)

¿Quién no recuerda a su primer Capitán? ¿Qué importancia ha tenido su ejemplo en nuestra vida profesional futura?...Así comienza el excelente libro escrito por el Coronel de Infantería (DEM) Miguel Alcañiz Comas, y editado por el Ministerio de Defensa, que recoge en su mayor parte los consejos que un experimentado mando del Ejército de Tierra español ofrece a los jóvenes Tenientes que terminan su formación. Pero más allá de estas notas, útiles dónde las haya para estos oficiales, realmente quisi...

¿Quién no recuerda a su primer Capitán? ¿Qué importancia ha tenido su ejemplo en nuestra vida profesional futura?...Así comienza el excelente libro escrito por el Coronel de Infantería (DEM) Miguel Alcañiz Comas, y editado por el Ministerio de Defensa, que recoge en su mayor parte los consejos que un experimentado mando del Ejército de Tierra español ofrece a los jóvenes Tenientes que terminan su formación. Pero más allá de estas notas, útiles dónde las haya para estos oficiales, realmente quisiera destacar en este resumen el capítulo que el autor dedica al "liderazgo", aportando definiciones, ejemplos y bibliografía, difícil de encontrar hoy en día en las numerosas publicaciones que al efecto se venden en las librerías. Harían bien las editoriales buscando escritores entre los militares de carrera profesionales: desde luego, cuentos y fábulas precisamente no iban a contar; realidades y consejos prácticos, a cubos.

¿Se nace o se hace?

Para el Coronel Alcañiz, el líder no nace, se hace. Todo miembro de un Ejército (empresa) es líder. Todos tenemos que asumir ese papel en un momento determinado, aceptar responsabilidades, conducir al grupo y alcanzar las metas y los objetivos propuestos. En esta profesión (y en todas, añadimos desde Know Square), o se es, o no se es, no se puede ser a medias. El autor sugiere que se debe ser fiel a los principios y parámetros que rigen la vida del profesional, que obre y actúe consecuentemente a ellos, que cuando decida, lo haga convencido de que es justo en todas las situaciones, y que en los casos difíciles, el sentido común sea el más común de uso sobre todos los sentidos. Termina este primer apartado recordando que no hay que olvidarse de la cadena de mando, y de la importancia que tiene que todas las órdenes circulen por ella.

En un segundo capítulo destaca que la profesión militar es muy bonita, pero dura y sacrificada. Recomienda marcarse una línea clara de conducta a seguir, y mantenerla siempre, actuando sin complejos, siendo honrado y firme con los principios. No se puede ser indiferente en esta profesión, hay que implicarse a fondo en ella, destaca el autor. Recomienda acudir en ayuda de los compañeros sin tener que esperar a su llamada, y estrechando las relaciones con el jefe inmediato, hasta llegar a ser uña y carne…

No cuesta mucho trabajo, la verdad, ni hay que ser un lince, para extrapolar estos consejos al directivo de la empresa pública ó privada, tan lejano en muchos casos hoy a estos conceptos que se muestran aquí como básicos, pero que en el mundo real muchas veces brillan por su ausencia.

Liderazgo

El Coronel Alcañiz incluye en este último capítulo del libro, auténticas perlas sobre la materia. Comienza apuntando que el contexto importa y afecta a todos, que la sociedad actual está cambiando los valores tradicionales sobre los que se sustentaba, que la jerarquía, el orden, la disciplina, la autoridad, etc. no están de moda, y que, por tanto, la profesión militar, naturalmente presenta altibajos dentro de la escala de apreciación social.

Destaca que varias definiciones de líder coinciden en definirlo como una persona capaz de ejercer una influencia sobre un grupo que pretende conseguir unos objetivos. Que el liderazgo aparece cuando el grupo de personas sigue voluntariamente a un individuo. Como se trata de un grupo, se establecen relaciones entre sus miembros: de confianza, de respeto, de apoyo mutuo, y que todo ese complejo fenómeno es lo que conocemos por liderazgo; para ejercer este proceso, continúa, hace falta que las acciones se desarrollen en un triángulo Líder-Situación-Seguidores, siendo sus pilares la credibilidad y la eficacia. Cita que algunos autores añaden un cuarto factor, el de la comunicación, tanto la verbal como la no verbal.

Continúa centrándose en las teorías sobre liderazgo, de las que destaca tres:

1. La basada en la Autoridad, identificando a su vez tres estilos

a. Líder Autocrático

b. Líder Democrático

c. Líder Dejar Hacer

2. La basada en la Tarea, donde el líder ejerce una estrecha supervisión durante todo el trabajo, repartiendo las misiones, procedimientos y plazos para cumplirlas.

3. La basada en las Personas, donde el líder forma grupos humanos, prestando mucha atención a los problemas de los subordinados para conseguir mejor los objetivos propuestos.

Menciona que aunque no haya dos autores que coincidan a la hora de hacer un listado sobre las características de un líder, las básicas sí que parece que están claras:

Morales: confianza en sí mismo, humildad, sentido común, integridad, sencillez, firmeza, serenidad, nobleza, franqueza, desinterés, equilibrio emocional y constancia.

Intelectuales: vasta cultura, capacidad de análisis y síntesis, amplios conocimientos técnicos, , facilidad de expresión oral y escrita, gran competencia profesional, creatividad e imaginación.

Físicas: gozar de buena salud, vitalidad, gran resistencia a la fatiga, amor al deporte, adaptación al medio y capacidad de sufrimiento.

Adicionales a éstas, y específicas para un líder militar, se requieren: disciplina, lealtad, cooperación, entusiasmo, arrojo, constancia, deber y valor.

¿Cómo se hace un líder?

Dado que un líder se hace, no nace, es necesario analizar la influencia del entorno social del individuo, el papel de la organización (empresa) y la autoformación, en su desarrollo. En el primer apartado menciona a la familia, los amigos y el colegio. Respecto a la organización, destaca el papel de las Academias Militares (Universidades) y la formación que sobre liderazgo éstas ofrezcan: cita que los países anglosajones dan mucha importancia a este concepto y nos ofrece como referencia el Manual del Ejército de los EE.UU. FM 22-100 Military Leadership, que adjuntamos como "Documentación relacionada". De él destaca el autor los once principios de liderazgo, que aquí reproducimos:

Principles of Leadership

•Know yourself and seek self improvement.
•Be technically and tactically proficient.
•Seek responsibility and take responsibility for your actions.
•Make sound and timely decisions.
•Set the example.
•Know your soldiers and look out for their well-being.
•Keep your subordinates informed.
•Develop a sense of responsibility in your subordinate.
•Ensure the task is understood, supervised and accomplished.
•Build the team
•Employ your unit accordance with its capabilities.

Destaca a continuación que hay que intentar siempre ser uno mismo, que el tiempo puede ayudar a modelar y perfeccionar las cualidades necesarias para ser un buen profesional, eso sí, con tesón y voluntad. Que se debe tener una preocupación constante por los subordinados, ni pegar gritos ni repartir abrazos, sino amor a la responsabilidad, espíritu de sacrificio y adoptar soluciones al nivel de cada uno. Tan importante como trabajar, es saber tomar decisiones a tiempo: el ser timorato o no aceptar responsabilidades en su momento, acaban por colocarle a uno el cartel de poco resolutivo e incompetente. El autor, por último, y una vez consultadas múltiples fuentes, fuera y dentro de nuestro país, resume a un líder como aquel que debería poseer las siguientes cualidades:

Conocimiento y confianza en sí mismo, debe sentirse orgulloso de lo que hace y para lo que sirve, transmitir optimismo, esperanza y tranquilidad.

Mente abierta, culto, debe conocer su entorno estratégico y la realidad nacional a la que sirve. Preparado para cooperar con otras instituciones.

Capacidad analítica para predecir e interpretar el entorno, y dirigir el cambio.

Saber escuchar y dialogar con los subordinados. Tratarlos con honestidad.

En definitiva, el líder es el que convence, el que da ejemplo con sus actos, el que escucha a los demás, el que respeta y se hace respetar, el que no se derrumba ante un contratiempo y el que se compromete con su profesión. El entorno influye en el nacimiento del líder, pero éste también influye sobre el entorno…Yo desde luego, recuerdo perfectamente a mi primer Capitán, y doy fe de que todo esto, y muchos valores más no relacionados con el liderazgo, y que por tanto en este libro no están reflejados, los aprendí de él, sólo observándole.

Gracias mi Coronel, Miguel, por este estupendo libro.

Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies