•   
  •   

KIVA Microfunds (Artículo)

KIVA Microfunds es una ONG, radicada en San Francisco, EEUU, que desde 2005 ha aportado una nueva visión revolucionaria a las microfinanzas. KIVA permite que personas de países desarrollados con inquietudes filantrópicas y sociales puedan financiar con microcréditos a un negocio o proyecto que se presenta en la web de KIVA, para el que microemprendedores o pequeñas empresas familiares de países del tercer mundo solicitan fondos.

La misión que declara tener KIVA (http:///www.kiva.org) es la de conectar a las personas por medio de préstamos en aras de aliviar la pobreza. Lo novedoso de su aportación al mundo de los microcréditos precisamente radica en la forma de hacer esa conexión, que es de persona a persona: se le denomina el peer-to-peer de los microcréditos. Un prestamista potencial visita la página web de KIVA en la que aparecen los diversos proyectos de los diferentes solicitantes, y puede elegir aportar desde un mínimo de $25 a uno o varios de ellos a través de paypal (http://www.paypal.es). Una vez que el solicitante va haciendo reembolsos, estas cantidades quedan disponibles para ser aportados a nuevos microcréditos, o bien para ser recuperadas a través de paypal.

La forma en que está organizada KIVA es el de una plataforma web al estilo de un supermercado en la que diferentes instituciones de microfinanzas locales en países en vías de desarrollo, de las cuales algunas pueden ser también ONG's, presentan a sus microemprendedores con necesidades de financiación, cuyas solicitudes previamente han seleccionado. De esta forma, al potencial prestamista que accede a KIVA se le muestran diferentes proyectos, y puede elegir aportar una parte de la financiación a uno o varios de ellos. Cuando los fondos de un microcrédito se completan, KIVA transfiere estos fondos a la institución de microfinanzas que patrocina al emprendedor, que a su vez los distribuye a la persona solicitante para financiar su proyecto.

KIVA tiene a gala la transparencia de su sistema: cada prestamista sabe en cada en donde está el dinero que ha aportado. Se informa de cuando recibe el solicitante los fondos y de cada uno de los reembolsos mensuales que éste realiza hasta saldarlo. Adicionalmente se puede tener información de la marcha del negocio patrocinado si algún voluntario de KIVA viaja a la comunidad y explica lo que ve y la situación de los microemprendedores de ésta.

La financiación de los distintos intervinientes en la plataforma de KIVA es la siguiente: KIVA recibe fondos para sus operaciones por medio de donaciones, que se pueden hacer efectivas al tiempo que se financia al microempresario, aunque son opcionales. Las instituciones locales de microfinanzas reciben los intereses de los microcréditos y es con ellos con los que se financian. El prestamista que financia los microcréditos a través de KIVA no recibe rendimientos de los intereses que se pagan y asume el riesgo de impago frente a un fallido. Realmente la forma de la donación que los prestamistas realizan es la de aportar un capital para que éste trabaje en una labor solidaria durante un tiempo preestablecido, perdiendo el coste de oportunidad, y correr con el riesgo de la operación.

Para mitigar en lo posible este riesgo de impago, KIVA realiza un control de riesgo de los microcréditos que se realizan a su través y analiza y fiscaliza la gestión de las instituciones de microfinanzas con las que tiene relación. Para evaluar al solicitante, la institución de microfinanzas local analiza cuestiones como la historia de préstamos pasados, la viabilidad del negocio, la reputación del grupo social en el que se encuadra, etc.

KIVA supervisa y audita a cada institución local con la que colabora y la califica por medio de estrellas, a mayor número de estrellas más fiable es y mejor hace su labor. Estas estrellas son el resultado de la evaluación de su riesgo de bancarrota, de la posibilidad de fraudes (operan en países en los que puede ser habitual la corrupción), y de su habilidad en la administración de los préstamos (historial de préstamos, la forma en que gestionan los créditos dudosos para que no acaben siendo fallidos).

Un último factor de riesgos que el donante de fondos debe tener en cuenta es el de riesgo del país, ya que éste por el que han producido más problemas de impago, principalmente por riesgos políticos (zonas en conflicto, como Kenya, la franja de Gaza, Irak, Pakistan), naturales (poca o nula protección frente a tsunamis, erupciones volcánicas, inundaciones, terremotos) o económicos (fuertes devaluaciones de la moneda local que hace imposible la devolución en $, hiperinflacción como la producida en Zimbabwe). En cualquier caso, el porcentaje de fallidos es del 1,4%, con datos a finales de Septiembre de 2008.

Personalmente, al ir conociendo a KIVA y su funcionamiento me parecieron fascinantes varias de las ideas que aporta. La primera es que se identifica al proyecto presentado con el nombre y la imagen en foto del solicitante de los fondos para el microcrédito, lo que hace que surja una empatía y cercanía con la persona que, con la aportación que le puedes prestar y su esfuerzo de trabajo, conseguirá mejorar en su nivel de vida y en el de su familia. La segunda es la de ver el sistema de microfinanzas en acción, con el que eventualmente no se consume capital. Es como haber inventado la máquina de movimiento continuo financiero-social: el capital aportado a uno de los préstamos podrá reutilizarse en nuevos préstamos según va siendo reembolsado el primero, y se está ayudando en cada uno de los ciclos de préstamo a una o varias familias a ir aumentando su nivel de vida desde, muchas veces, la más absoluta miseria. Por último, comparando el modelo de KIVA con los modelos tradicionales de otras ong's, me daba la impresión que las otras muchas veces van a donde hace falta a regalar peces, y con KIVA (realmente con las microfinanzas) lo que se hace es ir a enseñar a pescar. No es que las ong's que intervienen directamente en una zona con problemas o en una situación de catástrofe no sean útiles en su labor, sino que el planteamiento que suponen los microcréditos, aparte de innovador, es muy efectivo en la lucha contra la pobreza, mucho más que tener que mantener subvenciones permanentemente.

Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies