•   
  •   

'El ángel exterminador' (Mensaje de Cine)

"El ángel exterminador" es una fantástica película de Luis Buñuel. En este filme, los invitados a una gran fiesta de la alta sociedad, horas después de disfrutar del lujo y manjares de la fiesta, quieren marcharse a su casa, pero inexplicablemente no pueden. En ocasiones, cuando están a punto de cruzar la puerta de salida, se encuentran con un viejo conocido y entablan de nuevo una conversación que les aleja de la salida; en otras ocasiones surge una novedad importante en la fiesta que invita a quedarse a los que estaban a punto de partir hacia su casa. Llega un momento en que algunos invitados empiezan a impacientarse, desean realmente marcharse, pero nunca llegan a conseguirlo.

No se lo explican, porque nadie se lo impide, pero siempre hay algún motivo que evita que se marchen de la fiesta, hasta que se convierte en una obsesión que va creciendo hasta límites inimaginables y llega a producir un deterioro mental de los invitados, que acaban comportándose de manera primitiva. Al final, la fiesta es un caos donde los invitados, todos de la alta sociedad, luchan por la supervivencia y tratan de marcar sus territorios, surgiendo la violencia y la degradación.

Todos llevamos un "ángel exterminador" de Objetivos dentro de nosotros. Todos tenemos objetivos, metas, y deseamos conseguirlas. Pero frecuentemente, sin entender el motivo, no llegamos a lograrlas. Es más, cuanto más nos empeñamos en conseguirlas, más lejos las vemos. Muchas veces son objetivos teóricamente fáciles, simples, son "como salir de una habitación". Sin embargo, las personas no las logran. ¿Por qué? Es sólo dar un paso, como en la fiesta, traspasar la línea invisible de la puerta de salida...Esta situación nos va llevando sutilmente a un estado de decepción, de incapacidad, de desánimo, de falta de autoestima. Como en la película, nos va deteriorando poco a poco como seres humanos.

Y no se trata de falta de capacidad, ni de poca fuerza de voluntad. Se trata de no conocer nuestros propios recursos internos. Se trata de basar nuestras evaluaciones en base a creencias limitadoras, impuestas de forma muy profunda por nuestra educación, por la sociedad, por los medios de comunicación.

Pero estos obstáculos se pueden saltar, se deben saltar. En primer lugar, está la creencia de que "nosotros no podemos...". ¿Quién nos ha dicho que no podemos? ¿En qué basamos esta creencia tan profunda y tan perjudicial? ¿Por qué no nos preguntamos lo contrario?...es decir ¿Y por qué no?

Desde luego, no faltarán personas en nuestro entorno más cercano que traten de hundirnos, de desanimarnos, muchas veces de manera muy sutil, casi imperceptible. Estas personas muchas veces no lo hacen con mala fe, lo hacen de manera inconsciente algunas veces, y otras de manera muy consciente, a causa de sus propias frustraciones, creencias limitadoras o también por envidia. Pero el resultado es el mismo: minar la capacidad de la persona para perseguir sus verdaderos objetivos, para creer en sí mismo. La buena noticia es que también hay personas con una actitud opuesta, que siempre estarán ahí para apoyar, que confían en nuestra capacidad para conseguir cualquier cosa. Son las Personas Cohete, en contraposición con las Personas Plomo, que al hundirse, nos agarran para hundirnos con ellos.

Un buen Coach es un ejemplo de persona Cohete. La convicción que tiene en su cliente es tan profunda que ni siquiera se plantea que pueda fracasar en su objetivo. Y esa convicción tan fuerte, demostrada en las preguntas, reflexiones, comentarios del Coach, es el primer elemento que comienza a resquebrajar la poderosa creencia negativa de ese cliente: la de que no es capaz.

Este es el primer y fundamental paso para que este cliente logre su objetivo: creer que puede conseguirlo. A continuación, el cliente debe arriesgarse a experimentar, a probar, a jugar en el juego de la vida. Si lo hace, descubrirá muchas cosas valiosas de sí mismo, y de los demás. Y sobre todo, irá comprobando que el Coach tenía razón: que él sí podía.

0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies