•   
  •   

Valores versus Valor (Artículo)

Los ya famosos disturbios de Pozuelo de Alarcón, uno de los municipios de mayor renta per cápita de nuestro país, han hecho reflexionar a la sociedad española sobre el tipo de educación que estamos transmitiendo a nuestros hijos, sobre los valores que proyectamos en los más jóvenes, en aquellos que se están formando como ciudadanos y dirigentes del futuro. ¿Qué tiene que ver esta noticia con la Responsabilidad Social Corporativa? De esta información, lo que me ha llamado más la atención son algu...

Los ya famosos disturbios de Pozuelo de Alarcón, uno de los municipios de mayor renta per cápita de nuestro país, han hecho reflexionar a la sociedad española sobre el tipo de educación que estamos transmitiendo a nuestros hijos, sobre los valores que proyectamos en los más jóvenes, en aquellos que se están formando como ciudadanos y dirigentes del futuro. ¿Qué tiene que ver esta noticia con la Responsabilidad Social Corporativa? De esta información, lo que me ha llamado más la atención son alguna de sus consecuencias, sobre todo el recurso que han interpuesto los padres a la medida cautelar del juez, quién castigó a los menores a tres meses sin salir de fiesta a partir de las 22.00 horas y, durante ese mismo periodo de tiempo, a estar en libertad vigilada, seguidos semanalmente por técnicos de la Agencia del Menor de la Comunidad de Madrid.

Esta actitud de los padres es más que llamativa y da mucho que hablar. Parece que el referirse al déficit de valores en nuestra sociedad actual es una coletilla que habitualmente nos apropiamos en charlas de cafés, conversación con desconocidos y discursos de cenas de Navidad. Pero que a la hora de defender y aplicar dejamos de ser sus adalides.

La reacción de estos padres, que puede tener justificaciones que desconocemos, entronca con la dualidad en la aplicación de esos valores, ya sea interna o externamente a nosotros mismos. Unos padres que quitan autoridad a profesores, jueces y cuerpos de seguridad, no pueden escandalizarse por un déficit al que ellos mismo contribuyen.

De igual forma un empresario que no cumple la legalidad, que discrimina, que no actúa con corrección con los trabajadores, tampoco puede inflar pecho a la hora de hablar de "Valores".

Demasiadas veces estos valores son conceptos poco interiorizados y que tan sólo mostramos externamente o plasmamos en un papel mojado.

Demasiadas veces pensamos que los valores son una obligación del entorno hacia nosotros y pocas veces de nosotros hacia el entorno.

En demasiadas ocasiones estos empresarios, directivos, consejeros, se han dejado la defensa de los valores sociales y personales en la recepción de sus oficinas, argumentando que están defendiendo el Valor de la Empresa.

Demasiados despidos improcedentes, contaminación gratuita del Medio Ambiente, dificultades para conciliar la vida familiar y laboral, deficientes departamentos de atención al cliente, ingeniería financiera alegal, cláusulas abusivas, incluso incumplimiento de la legalidad, por incrementar el "Valor de la Empresa".

Y aquí es donde se establece una confrontación habitual en el mundo empresarial: "Valor de la Empresa versus Valores de la Empresa", "valor económico enfrentado al valor corporativo social". Y es aquí donde tenemos que ser contundentes. Si una empresa necesita limitar sus valores como empresa en pos a añadir valor económico, valor de la acción, es que tenemos un verdadero problema de responsabilidad y gestión. Además, esa defensa, cortoplacista, del valor económico de la empresa, suele ser contraproducente a largo plazo, también económicamente.

Este es el nuevo reto de la empresa del futuro, aquella que debe salir fortalecida de la actual crisis económica mundial. No hay valor de una empresa sin valores reales de la misma. Valor y Valores no deben, ni pueden ir por separados y tenemos que ser consecuentes en la aplicación de los mismos porque, si no, repetiremos graves errores del pasado de todos conocidos.

En Aldeas Infantiles SOS llevamos más de 10 años impulsando un Programa de Educación en Valores para niños y jóvenes en los colegios. Nuestro objetivo con este programa es identificar y compartir aquellos valores fundamentales, personales y sociales, que en el futuro eviten actitudes de marginación, abandono, insolidaridad ó exclusión. Sería bueno que todos compartiéramos e hiciéramos nuestros esos valores.

 

0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies