•   
  •   

Malthus y el estancamiento secular (Informe)

Resumen ejecutivo¿Nos ayuda...

Resumen ejecutivo

¿Nos ayuda en algo entender las disputas entre Ricardo y Malthus para comprender la naturaleza y soluciones a la crisis actual?

Uno de los principales argumentos que emplea el actual presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, para defender la política monetaria que terminó desencadenando la burbuja en el sector inmobiliario es la afluencia excesiva de ahorros proveniente de los países asiáticos hacia Estados Unidos. El mismo argumento también ha sido esgrimido por el economista galardonado recientemente con el premio Nobel, Paul Krugman. Básicamente dicho ahorro se tradujo en facilidades financieras para la adquisición de activos inmobiliarios y en un boom en los precios en el sector que se revirtió en el momento en que la política de tipos bajos de interés era incompatible con la escalada que estaban comenzando a sentir los precios de las materias primas. Esta historia ha sido adornada con la sofisticación de los instrumentos financieros que se emplearon por un lado, y por otro con la falta de una regulación y supervisión adecuada de dicho sector.

Hace aproximadamente 200 años T. R. Malthus elaboró una de las teorías pioneras sobre el subconsumo que tenía una intencionalidad política clara: defender la importancia de los terratenientes, entendida como clase social no productiva pero perceptora de rentas, que por medio de su consumo facilitaban el afán de acumulación de la clase capitalista. El malo de la película en su modelo era el ahorro en exceso que se traducía vertiginosamente en nuevas inversiones que a la larga no podrían cumplir el cometido de arrojar beneficios produciendo perturbaciones, parálisis y desempleo. Fue sin duda uno de los primeros economistas sistémicos en advertir explícitamente las limitaciones que podía sufrir la acumulación de capital fruto tanto del ahorro voluntario como del ahorro artificial o forzoso– siendo esta última doctrina desarrollada anteriormente por Bentham y Thornton-. Más allá de lo controvertida que pueda resultar su argumentación ya que nos resulta absurdo ver un mal en el ahorro voluntario que se canaliza a la inversión, lo que nos permite disfrutar de una mayor y mejor ofertas de bienes en el tiempo, podemos aseverar sin miedo a equivocarnos que su intuición teórica reaparecerá de una y otra forma en los distintos argumentos que se esbozan al intentar interpretar el fenómeno de las crisis económicas. Además su posición central no estaba tan alejada de la teoría clásica como nos ha querido transmitir J.M. Keynes, que buscó respaldarse en figuras como Malthus, su particular batalla contra lo que él denominó la ortodoxia económica y la ley de Say.

En definitiva, tanto Malthus como Ricardo son pensadores destacados que nutrieron el cuerpo teórico de nuestra ciencia cuyo conocimiento, claro está con sus limitaciones y fallos, sigue despertando nuestra imaginación a la hora de dar explicación a la compleja realidad que nos toca vivir.

Informe completo a continuación, en "Documentación relacionada".

Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.