•   
  •   

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. 5º Hábito: comprender para ser comprendido (Reseña del libro - Mapas)

Autor: Stephen R. Covey (ISBN: 978-84-493-2194-8)...

Autor: Stephen R. Covey (ISBN: 978-84-493-2194-8)

Empatía es la palabra mágica. Si queremos realmente comunicarnos de una manera efectiva, debemos pasar necesariamente por la comprensión de nuestro interlocutor. Es muy habitual que el proceso de escucha esté condicionado por dos factores:

  1. Estamos hablando en ese momento
  2. Estamos preparándonos para hablar "lo antes posible".

En ambos casos los resultados son desastrosos. Estaríamos en la forma de escucha más superficial, en realidad se trataría de una "No escucha".

Si lo que en realidad deseamos es comunicarnos con los demás, tendremos que alcanzar el nivel más elevado de escucha, la escucha empática, que vendría a ser "escuchar con la intención de comprender". Todos necesitamos ser comprendidos, antes de dejarnos influir o plantearnos resolver algún tipo de problema interpersonal.

En base a esto, resultan fundamentales los tres primeros hábitos (Victoria privada), recordemos:

  1. Proactividad (Actitud)
  2. Tener un fin en la mente (Objetivos)
  3. Primero lo primero (Prioridades)

Estos tres elementos nos proporcionan un núcleo interior invariable como base sólida para afrontar con energía la mayor vulnerabilidad que se da "ahí afuera".

Resumen: En la vida, siempre, procurar antes de actuar comprender.

Ahora bien, debemos de ser cuidadosos en la forma de cómo nos movamos en nuestra interacción con los demás. Nuestra escucha habitualmente es "autobiográfica", solemos responder con: evaluaciones, sondeos, consejos o interpretaciones personales. Es natural que sea así, pero no es lo mejor; no debemos de olvidar que nos estamos moviendo (o al menos así deberíamos de hacerlo) en el terreno de las emociones, y más allá de entender las palabras, deberíamos de entender el mensaje. Solo cuando veamos que nuestro interlocutor, después de haber realizado por nuestra parte una escucha empática, responde a nuestras preguntas de una manera lógica, podremos establecer un dialogo desde la racionalidad. En cuanto veamos que sus respuestas se vuelven de nuevo emocionales, tendremos que volver a la escucha empática, tendremos que echar mano de las emociones, de la comprensión de las "del otro"; el autor nos indica que "Las habilidades no son efectivas si no surgen de un deseo sincero de comprender".

Logrado este objetivo de comprender, podemos centrarnos ahora en ser comprendidos, para lo cual debemos:

  1. Generar confianza.
  2. Incorporar sentimientos en nuestro mensaje.
  3. En último lugar pasar a la parte lógica, razonada, de la exposición

Si recordamos los "Círculos" de influencia y preocupación del primer hábito, nos daremos cuenta que muchos de los problemas en nuestras relaciones con los demás, como problemas, desacuerdos, circunstancias negativas, etc. se encuentran en el centro de nuestro círculo de preocupación. Pasemos estos asuntos a nuestro círculo de influencia para poder trabajar sobre ellos... ¿Cómo?... favoreciendo la comunicación, la escucha empática. comprendiendo antes, para después ser comprendidos.

Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies