•   
  •   

Conceptos básicos. Stock de Seguridad y tamaño de Lote (Nota Técnica)

Los factores diferenciales para competir en el mercado retail son tres: la productividad, el servicio a medida y el saber hacer (pero sobre todo, saber como usar esa creatividad). Para ser líder, hay que tener una clara visión de la empresa extendida, es decir, no sólo analizar y comprender la relación Empresa-Cliente, sino que debemos analizar un eje perpendicular a éste, que es en el que se encuentran Distribuidores y Proveedores. La cadena de valor analizada globalmente es la que nos dará las...

Los factores diferenciales para competir en el mercado retail son tres: la productividad, el servicio a medida y el saber hacer (pero sobre todo, saber como usar esa creatividad). Para ser líder, hay que tener una clara visión de la empresa extendida, es decir, no sólo analizar y comprender la relación Empresa-Cliente, sino que debemos analizar un eje perpendicular a éste, que es en el que se encuentran Distribuidores y Proveedores. La cadena de valor analizada globalmente es la que nos dará las pistas y los datos necesarios.

Conceptos básicos

Es vital disponer en la organización de una Dirección General Operativa, en contraposición a la Dirección General Estratégica, ya que aquélla es la responsable de implantar ésta. La Estratégica tiene que enfocarse en el futuro, en lo que queremos ser, en los planes para llegar a ello, es ocasional. La Operativa está relacionada con el presente, con la entrega del servicio, con cumplir los compromisos con todos los agentes implicados en y con la empresa, y es recurrente, cada día.

La Dirección de Operaciones gestiona problemas del día a día, normalmente clasificados en tres categorías distintas:

- De optimización, incrementando la productividad

- Del diseño: coste, gama, innovación, tiempo y consistencia. Deberemos disponer de un "buffer" de seguridad para hacer frente a los cambios de variables críticas.

- De interacción con los clientes.

El concepto original de Productividad venía definido por la relación entre la cantidad producida y la unidad de mano de obra. Este termino ha quedado en desuso, y hoy en día se calcula a través de la multiplicación de cuatro índices parciales de productividad, en cuyos denominadores, además de las Mano de Obra se incluyen Equipos, Energía y Materia Prima.

Debemos prestar atención en cada uno de nuestros negocios o procesos, cual es el recurso escaso, y verificar los índices de productividad con estas variables. Así, por ejemplo, El Corte Inglés ha medido históricamente la productividad de sus ventas por el indicador de Ventas/m2, ya que el metro cuadrado es su recurso escaso.

Las distintas formas de competir condicionarán la optimización de ciertos atributos de operaciones, como son los costes, la velocidad de entrega, fiabilidad de fechas, calidad de producto, velocidad de desarrollo de producto y puesta en el mercado, servicio post-venta. Ningún sistema de operaciones permanece óptimo para siempre, siendo las posibles causas del declive el desequilibrio entre la estructura de operaciones y la tarea de fabricación definida por la estrategia de la empresa, la planta multi-producto que sirve para todo, o bien una evaluación simplista del diseño. La estrategia competitiva no es estática.

Stock de SEGURIDAD y tamaño de lote

Si se puede agregar, deberemos agregar. Los almacenes son realidades que demuestran la ineficiencia del Departamento de Operaciones, de la falta de nuestro conocimiento de la Demanda, de la falta de control de Proveedores y Distribuidores.

Técnicamente, el Stock de Seguridad se define como Ss = K s√L

- K = Constante que depende del nivel de porcentaje de entregas a tiempo que nos pongamos como objetivo (95%, 90%, 50%...)

- s = Desviación típica de la demanda.

- √L = Raíz cuadrada del plazo de entrega efectivo.

A partir de esta formula, y para simplificar su aplicación, se puede demostrar que el stock es proporcional a la raíz cuadrada de la demanda (1).

El tamaño de lote es el número de unidades de un producto terminado que se fabricará antes de empezar al producción de otro producto. En una misma fábrica, distintos productos pueden tener distintos tamaños de lote.

La mayoría de los procesos fabrican más de un tipo de producto. Supongamos que un proceso fabrica los productos P1, P2 y P3. El proceso podría fabricar una unidad de P1, luego una de P2 y luego otra de P3. Alternativamente, el proceso podría fabricar 100 unidades de P1 antes de empezar a fabricar P2. Si hemos de disponer de un período de tiempo para preparar la maquinaria durante la transición de P1 a P2, estas dos secuencias pueden tener impactos muy distintos sobre el rendimiento global del sistema, y sobre la forma en la que vamos a dar respuesta a la demanda.

Formas de modificar la oferta:

- Programando turnos de trabajo

- Aumentando la participación del cliente

- Utilizando personal a tiempo parcial

- Utilizando mano de obra multi-funcional

- Dividiendo la capacidad

Formas de modificar la demanda:

- Distribuyendo la demanda según periodos planificados

- Practicando precios diferenciados

- Incentivando la demanda off-peak

- Desarrollando los servicios complementarios

- Utilizando sistemas de reservas


(1) Ver nota técnica de la profesora del IESE, Beatriz Muñoz Seca, de Febrero de 2004.

0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies