•   
  •   

Creando innovadores - Reseña del libro de Tony Wagner - Finalista Premios Know Square 2015

Creo que te interesará este libro si estás de alguna manera relacionado con la innovación. A mí personalmente me ha interesado mucho como design thinker, docente (Design Management, Universidad Europea) y como padre (12, 8 y 7 años). El libro además ofrece contínuamente acceso a vídeos para “poner cara” a los entrevistados, y ampliar contenidos.La innovación que persigo en todos los ámbitos es cómo encontrar y alinear las motivaciones intrínsecas (de mis alumnos, clientes, hijos…) con la sintonía de intereses de su entorno (entendido en un sentido muy amplio), y en este libro he encontrado muchas claves, inspiradoras y efectivas, para validar, contrastar y aprender diferentes aproximaciones.

Creating Innovators: The Making of Young People Who Will Change The World. Tony Wagner. Kolima Books. 

Creando innovadores es un excelente libro, muy ameno y directo. Su funcionamiento es tan básico como efectivo:

1. Detectar innovadores jóvenes.

2. Entrevista con el innovador sobre qué cosas te han hecho ser como eres (quién te ha influido, qué recuerdas como importante o determinante en tu desarrollo personal y profesional)

3. Entrevista con los padres del innovador.

4. Entrevista con las personas que el innovador ha mencionado (normalmente profesores o mentores).

5. Conclusiones de cada entrevista.

De esta manera, nos permite adentrar en la vida de varios innovadores, como Kirk Phelps (https://www.linkedin.com/in/kirk-phelps-79315a8), y en qué ocurrió, por ejemplo, cuando sus padres instauraron en casa una hora obligatoria de lectura libre al día. O cuando decidieron apuntarle a un equipo de fútbol en un barrio desfavorecido en lugar del de su entorno más directo.

Historias reales que, vistas con distancia, le llevan a Kirk Phelps hoy en día a comprender que “la resolución de conflictos es fundamental a la hora de hacer un buen producto”. Kirk, por cierto, estaba en Apple en el desarrollo del primer iPhone, sin duda un “buen producto”.

Y de Kirk Phelps, a Ed Carryer (https://www.linkedin.com/in/ed-carryer-5a7a454), uno de sus profesores en Stanford, que ante la pregunta de “¿Qué haces en tus clases?”, él responde: “Retarles”.

Tony Wagner, el autor del libro, nos muestra cómo fueron esas clases de Kirk Phelps con Ed Carryer, y reflexiona: "los colegios y la universidad convencional (...) son radicalmente opuestos a la cultura de las clases de Ed Carryer:

Primero, se premia la competencia y el logro individual frente al trabajo en equipo en el que se basa Ed;

Segundo, las clases teóricas buscan transmitir y examinar un contenido específico, frente al enfoque basado en la resolución multidisciplinar de problemas;

Tercero, las clases tradicionales se guían por los incentivos extrínsecos, no como las de Ed que se guían por incentivos intrínsecos de la exploración, el reto y el juego”.

De esta manera, el libro nos ofrece a partir de experiencias reales numerosos items sobre los que preguntarnos. Tony Wagner va “tirando del hilo”, connecting the dots, que diría Steve Jobs. Un ejercicio muy interesante y recomendable.

Creo que te interesará este libro si estás de alguna manera relacionado con la innovación. A mí personalmente me ha interesado mucho como design thinker, docente (Design Management, Universidad Europea) y como padre (12, 8 y 7 años). El libro además ofrece contínuamente acceso a vídeos para “poner cara” a los entrevistados, y ampliar contenidos. Están en abierto en http://creatinginnovators.com/videos/

Propongo algunos bulletpoints que me han llamado especialmente la atención, con un objetivo doble: si no has leído el libro, te pueden servir de orientación (aunque siempre desde mi perspectiva personal, claro); si lo has leído, sería genial que compartieses/comentases los conceptos que te han interesado.

Hoy en día no se trata de lo que aprendes, sino de para qué te sirve lo que aprendes. Sin duda uno de los killer statements del libro, muy relacionado con el próximo punto. Lo asumo como killer porque efectivamente mata muchos de mis conceptos previos sobre la docencia, la que he recibido y la que imparto.

La motivación intrínseca (del estudiante, innovador… persona) como eje de la formación (versus la motivación meramente “académica”, extrínseca; las notas...). En busca de la fórmula mágica: como docente cada vez veo más fundamental explicar a los alumnos “para qué” les va a servir lo que les voy a enseñar. Y conseguir que ese “para qué” esté alineado con el “porqué” es o será importante para ti.

“Estamos intentando enseñar a los alumnos a cómo enmarcar los problemas, en lugar de repetir las respuestas.” Rick Miller, profesor. O, como siempre me ha dicho mi padre (Alberto Corazón, Diseñador, con mayúscula) “una buena pregunta es la mitad de la respuesta”.

“El curso que más me enseñó sobre creatividad, y sobre cómo plantearse buenas preguntas, fue el de escribir teatro.” Laura White, innovadora social, sobre un curso que en principio no tenía nada que ver con su trabajo. Inevitable el recuerdo, de nuevo, a Steve Jobs en su magnífico discurso de Stanford, donde su connecting the dots le avoca a esos cursos de caligrafía en los que entró por pura casualidad.

¿Qué pasa si hay problemas que no pueden resolverse con profundidad, sino con amplitud? Esta es una de las claves del Design Thinking y de su capacidad de conformar una mirada holística a través del zoom-in y zoom-out.

Y, como bulletpoint final, para mi uno de los temas de mayor interés de este libro es el de “la motivación intrínseca” y sus 3 elementos interrelacionados:

o el juego,

o la pasión y

o la persecución de un propósito.

La persecución de un propósito. Desde mi experiencia profesional, tanto desde el coaching (como receptor), como diseñador estratégico, como profesor, poner por escrito los objetivos es en sí misma una herramienta muy poderosa. Tener una visión clara y diáfana de qué quieres conseguir; suena sencillo, pero no lo es. Tener claras las prioridades, ser capaces de ver el camino entre tanta maleza, ser capaces de desbrozar el camino cuando por fin lo vemos. ¡Ser capaces de elegir entre tantos caminos! 

Tal y como yo lo entiendo esta Persecución de un Propósito recorre muchas de las técnicas y herramientas que recomiendo, uso y difundo: desde el GTD (Get Things Done de productividad), hasta la Visión Utópica (del Árbol Estratégico, EOI) o MTP (Massive Transformation Purpose, del libro Exponential Organizations). Y es la base también en asignaturas que imparto como la de Contextualización del Proyecto Fin de Grado en la Universidad Europea, precisamente porque mi planteamiento es “para qué te sirve el Proyecto, más allá de la nota”. ¿Qué puertas te podría abrir? ¿Qué te gustaría conseguir? 

Se le atribuye a Antoine de Saint-Exupéry otra forma de abordar quizás de decirlo: "el mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe a dónde va”.

La innovación que persigo en todos los ámbitos es cómo encontrar y alinear las motivaciones intrínsecas (de mis alumnos, clientes, hijos…) con la sintonía de intereses de su entorno (entendido en un sentido muy amplio), y en este libro he encontrado muchas claves, inspiradoras y efectivas, para validar, contrastar y aprender diferentes aproximaciones.

Para terminar, dos referencias:

1. Charla TED: “Play, passion, purpose: Tony Wagner at TEDxNYED” https://www.youtube.com/watch?v=hvDjh4l-VHo 

2. Y la del propio autor del libro, Tony Wagner en twitter: @DrTonyWagner


¡Gracias por la atención!



Portada del libro


Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies