•   
  •   

Desempleo juvenil. ¿Una generación perdida? (Artículo)

A despecho de las constantes campañas de promoción de la confianza entre la ciudadanía sobre la inminente salida de la recesión, parece como si los medios de comunicación y la propia opinión pública- e incluso a veces las mismas instituciones- pusiesen mejor empeño en recontar las víctimas de la batalla de la Gran Depresión más que en loar las excelencias del futuro anunciado.

Así, y en los últimos días han aparecido informes elaborados por instituciones públicas y privadas de gran prestigio sobre la desigualdad creciente1, la pobreza infantil2 o la energética3 y el profundo daño que supone para el futuro del país el constante incremento en las cifras del paro juvenil4.

En particular este problema del paro juvenil ha merecido un intenso y preocupado intercambio de pareceres entre los miembros del jurado Know Square a través de las redes digitales. Si pudiéramos hablar de una escala de gravedad en los problemas que aquejan a nuestro país puede que no dudásemos, por la carga negativa que tiene para nuestro futuro, en calificar el desempleo de la juventud como el más importante de todos. No hay familia en España, sobre todo entre las clases medias, que no contemple la salida al extranjero en búsqueda de trabajo de hijos, sobrinos o parientes jóvenes. Nos consolamos viendo las cosas en positivo con que ello redunde en una amplitud y profundización de la experiencia de nuestros jóvenes que al final repercutirá a favor del futuro desarrollo de España. Pero no deja de ser doloroso percatarnos como el esfuerzo familiar, social y financiero en preparar a esas generaciones no va a redundar de forma inmediata en beneficio de nuestras empresas y de nuestras ciudades y regiones.

Recientemente una misión del Comité Económico y Social Europeo, encabezada por el presidente de esa institución, Henri Malosse, ha visitado nuestro país y se ha entrevistado con las autoridades políticas, con empresarios y sectores sindicales y con técnicos en la materia. Tenemos conocimiento puntual de algunos comentarios que Malosse ha efectuado ante los medios de comunicación mediante una medida nota de prensa colgada en la página web oficial del comité. Extraemos de esa nota sus renglones más significativos:

«Seamos ambiciosos para defender el empleo juvenil»

«Doblemente golpeada en 2008 por el estallido de la burbuja inmobiliaria y el comienzo de la crisis, España parece finalmente estar saliendo del bache. Sin embargo, los daños económicos y sociales son reales y concretos, con una población duramente afectada y la tasa de desempleo más alta de Europa.

Para nosotros, miembros del Comité Económico y Social Europeo (CESE), el desempleo juvenil es un problema social importante. Al pasar de menos del 20 % a más del 50 % en 8 años, son varias generaciones que luchan por no permanecer bloqueadas en su vida profesional y personal. Pero, sobre todo, son unas generaciones que imaginan un futuro diferente, asumen su responsabilidad, se movilizan y tienen una creatividad desbordante.

Los jóvenes españoles, que oscilan entre exasperación y dinamismo, echan a Europa una mirada interrogante, y podrían estar entre los europeos de su generación menos dispuestos a votar en los comicios del próximo mes de mayo.

Nosotros, los dirigentes europeos, debemos mostrarnos a la altura del desafío que representa el desempleo juvenil. Desde el principio de mi Presidencia abogo por que Europa haga de esta cuestión una prioridad y ponga en marcha un plan de acción de gran alcance. En efecto, la sociedad civil, a través de nuestro Comité, reclama cambios drásticos en este ámbito.

Europa debe mostrarse más ambiciosa en proyectos que, como la «Garantía juvenil», pueden ofrecer a los jóvenes de hoy medidas concretas para acceder al empleo, la formación y las iniciativas innovadoras. La formación es una palanca de toda política de recuperación, y debe estar en el centro de nuestras preocupaciones para preparar a estos jóvenes a acceder al mundo laboral y ayudar a quienes lo necesiten a mejorar su inserción. Los jóvenes tienen derecho a una educación accesible, de calidad y conectada con la industria. Además, el espíritu empresarial de los jóvenes es un potente instrumento en el que es necesario invertir, para que su creatividad y su sentido de la innovación den sus frutos en nuevos ámbitos, gracias a viveros de empresas, para orientarlos en las primeras etapas de sus proyectos, y a través de financiaciones específicas.

En este período de crisis, no debemos olvidar la capacidad de la sociedad civil para inspirar nuevos tipos de solidaridad, para ser ella misma una fuente de innovación y para recuperarse. Europa ya no puede privarse de toda esta riqueza.»

Al margen de esa contención diplomática a la hora de valorar el resultado de la misión del CESE, hemos tenido acceso a informes confidenciales facilitados por periodistas que han acompañado la visita a España de Malosse y los técnicos que le asistían, como para conocer del desánimo y la desgana con la que nuestra clase política se enfrenta al grave problema del desempleo juvenil. Las notas que siguen nacen de esos informes confidenciales.

El riesgo de una “generación perdida” ha sido la nota dominante en las discusiones a propósito del paro juvenil en España. Parece que el concepto despierta la aversión entre la clase dirigente pero por otra parte retrata de forma cruda la triste realidad a la que nos enfrentamos. Sufrimos el mayor índice de paro juvenil de Europa, superior, incluso, en algunos registros mensuales al de Grecia. Un 55% por ciento de los jóvenes españoles menores de 25 años se encuentran en esas circunstancias, cuando la tasa promedio del conjunto de los españoles es del 25%. Con esas cifras es difícil que los gobernantes se sustraigan a enunciar el propósito de luchar contra esa lacra. Otra cosa son los planes capaces de resolver el entuerto y/o las posibilidades de lograrlo.

Con un raquítico crecimiento esperado del PIB de un 1% no es de extrañar que las perspectivas a corto plazo sean poco optimistas. En estas circunstancias el gobierno español tiene la tentación de mirar hacia Europa y demandar ayuda y apoyo de las instituciones europeas. Es creciente el malestar del gobierno español ante la burocracia y la lentitud administrativa de Bruselas para la puesta en marcha del programa de ayuda al empleo juvenil- Iniciativa de Empleo Juvenil- de la UE dotado, por lo menos en los planes, con un fondo de 6.000 millones de euros. De ese presupuesto a España, también en el papel, le correspondería una cantidad sustancial cercana a los 1.000 millones. Pero el caso es que apenas se ha desembolsado cantidad alguna de estos fondos y, además, no se espera que los fondos empiecen a recibirse en la caja española hasta finales de 2014 lo que implica que difícilmente se lograrán poner en marcha la parte más sustancial de los proyectos, en especial la llamada Garantía Juvenil5. Al margen de estas deficiencias propias de la naturaleza y de las carencias del proyecto europeo no estaría de más introducir en el debate el repliegue en políticas de inmigración al que estamos asistiendo en casi toda Europa, especialmente en los países del Norte, que dificulta en grado máximo la movilidad geográfica de los trabajadores europeos. No olvidemos que esa movilidad geográfica es la que permite a países como Estados Unidos hacer frente a las crisis de empleo con mayor facilidad. El anunciado plan de restricciones alemán da buena cuenta de esas dificultades.

Malosse en sus conversaciones reconoce la lógica de las críticas españolas y se compromete a hacerse eco de las mismas a su retorno en Bruselas. Pero también afirma que siendo como es la respuesta de las instituciones europeas algo ya conocido y sustanciado- dicen en Bruselas que la forma de practicar el desembolso es una política del Fondo Social Europeo acordada previamente y que el retraso en gran medida se debe a la lentitud de los países beneficiarios en diseñar los programas- no deja de parecerle que estas idas y venidas de los interlocutores son una forma de quitarse la responsabilidad de cada parte.

Pero vayamos a lo más importante. ¿Cómo será la versión española de la Garantía para los jóvenes? En esencia, se centrará en torno a una herramienta informática, para garantizar la trazabilidad de todos los jóvenes que buscan formación o un puesto de trabajo. Según la ministra de Trabajo, Fátima Báñez,  la herramienta estará en marcha en Abril de este año mediante el desarrollo de un modelo utilizado con anterioridad para promover el empleo de los colectivos de discapacitados. Parece ser que el modelo elegido es parecido al que lleva años desarrollado la empresa Technosite, del grupo empresarial Fundosa, perteneciente a la Fundación ONCE. Esta empresa, que recibe el 70 % de su financiación por parte del Fondo Social Europeo, recoge datos sobre los solicitantes de empleo con discapacidad e intenta alinear las habilidades de estas personas con ofertas de empleo de las empresas a las que  presta servicio. También ofrece capacitación financiera y apoyo logístico, tanto para el empleador y el empleado, para que la discapacidad no sea un obstáculo de acceso al mercado de trabajo.

Technosite está activa en todos los sectores productivos y en todo el país.  Tienen registradas en sus ficheros a 200.000 personas con discapacidad. 25.000 de ellas han encontrado trabajo gracias a ese modelo. Parece que la elección de un socio como Technosite tiene su lógica aunque la escala del colectivo total de los jóvenes desempleados imponga dudas sobre la facilidad de trasplantar ese modelo, mucho más cuando la trazabilidad y la gestión de currículos sea solo una parte mínima del proyecto de Garantía que pretende ofrecer a los jóvenes rutas alternativas de formación o empleo. Esta circunstancia, estas dudas,  fueron, sobre todo, puestas de manifiesto por la CEOE en el encuentro que el CESE mantuvo con la organización empresarial.

La tradicional falta de engarce entre el mundo empresarial y las instituciones educativas es una de las carencias características de nuestra realidad que dificulta en grado máximo la necesaria puesta en marcha de un sistema dual de aprendizaje empresa-centro educativo. Ni las empresas están capacitadas para recibir y formar a miles de aprendices ni nuestras escuelas de formación profesional lo suficientemente dotadas para lo mismo. Ahora estamos pagando el descuido en esta materia de muchos años. Añádase a ello la convicción profunda de la mayoría de los españoles en la supuesta superioridad de la formación universitaria y el problema adicional del elevado número de jóvenes procedentes del sector de la construcción en paro que a su vez fueron expulsados prematuramente del sistema educativo.

No se atreven los interlocutores de la misión del CESE a valorar en qué medida los distintos programas de reforma del gobierno: moderación salarial, flexibilización del mercado laboral, etc. -puedan incidir sobre el problema del empleo juvenil. Incluso el gobierno piensa seriamente en la creación de un salario mínimo diferenciado para los jóvenes. Malosse, el presidente de la CESE, no deja de referirse a algunas de estas medidas como “jugueteos” como por ejemplo piensa de la reducción de las cargas sociales en los contratos nuevos6. Incluso, deja de manifiesto Malosse ante sus interlocutores que la reducción del salario mínimo, que el gobierno intenta promover, puede resultar contraproducente y generar más problemas de los que pretende resolver.

Tanto es así, tan frustrante ha resultado la visita de la misión europea que a raíz de todas estas reuniones en Madrid, la conclusión de Malosse es que “España no tiene  verdadera estrategia  para conseguir empleo para los jóvenes y hacerles volver a la pista. Incluso, que las buenas ideas, como la garantía para los jóvenes, pueden terminar siendo ineficaces por la lentitud con la que se implementan”7 .

Esperemos que tan negros augurios no se cumplan pero haríamos bien en tenerlos en cuenta y poner de nuestra parte todo nuestro empeño en evitarlo.

Notas

1.- Panorama de la sociedad 2014. OCDE. http://www.oecd.org/spain/OECD-SocietyAtaGlance2014-Highlights-Spain.pdf. Informe FOESSA Precariedad y cohesión social http://www.caritas.es/noticias_tags_noticiaInfo.aspx?Id=7346

2.- Informe de Cáritas Europa, http://www.caritas.eu/sites/default/files/caritascrisisreport_web.pdf. Ha despertado mucho interés en la opinión pública española, http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/03/27/actualidad/1395934855_517389.html. El gobierno se ha tomado este informe con cierta agresividad, http://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=newssearch&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=0CC0QqQIoADAA&url=http%3A%2F%2Fwww.elmundo.es%2Fespana%2F2014%2F03%2F28%2F53359801e2704e48078b4570.html&ei=OiA3U6XqL8qz0QWknYCgCg&usg=AFQjCNGwv7RIJKRKscAkgSR0CHewNrUXEQ&sig2=fpnA3qmFlNa3FN3KG7X00w&bvm=bv.63808443,d.d2k

3.- Informe de la Asociación de Ciencias Ambientales, http://www.cienciasambientales.org.es/

4.- Informes de Eurostat, http://www.eldiario.es/economia/Espana-vuelve-record-juvenil-Europa_0_215928557.html

5.- La garantía juvenil es el compromiso de la administración pública y los Servicios Públicos de Empleo por ofrecer experiencias laborales, formación o cursos de reciclado a los jóvenes en un cierto plazo máximo de tiempo tras haber perdido su empleo o tras concluir su paso por el sistema educativo formal, un periodo de tiempo que la Unión Europea fija en 4 meses como máximo.

6.- Las ya famosas Tarifas Planas que ha puesto en marcha el Ministerio de Trabajo. La medida ya ha sido evaluada de forma muy crítica por FEDEA, http://www.fedeablogs.net/economia/?p=35911

7.- Bulletin Quotidien Europe 11045 de 25 marzo de 2014. Agence Europe, http://www.agenceurope.com/

Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Comments (7)

  • Rafael Martínez Alonso

    Rafael Martínez Alonso

    28 Abril 2014 at 07:52 | #

    Es un tema inquietante cuando varios países están experimentando la "jobless recovery". No parece sólo un tema de "encaje" entre empresa, jóvenes y formadores. Hay que saber cómo hacer el empleo productivo, y eso implica entender los cambios que provoca en la economía la globalización y la digitalización.

    Sin saber del tema he buscado algo de información llevándome la idea de que se carece de previsiones concluyentes hasta la fecha. Hay valoraciones optimistas, que defienden con datos históricos que las revoluciones siempre traen crecimiento de empleo pese a los que las denigran. Otros dicen que ese proceso ocurre, pero que puede tardar décadas. Un informe McKinsey considera a Internet un catalizador de empleo (crea 2,6 por cada uno que destruye) mientras que un estudio de la Universidad de Oxford sostiene que el número de empleos en riesgo en EE.UU. en un 47% del total en un máximo de dos décadas...

    reply

  • Miguel Rivas

    Miguel Rivas

    29 Abril 2014 at 10:15 | #

    TAL VEZ LA HUMILDAD Y LA AUTOOBSERVACIÓN ES LO QUE NOS HACE OLVIDAR QUE SOMOS CO-CREADORES DE LA REALIDAD. ME APOYO EN LO QUE NOS RECUERDA LEAFAR SAVIR:

    "La ignorancia es falta de observación.
    Cuando miramos sólo hacia fuera, etiquetando y juzgando lo externo, sin tener en cuenta nuestros pensamientos, palabras y obras, es muy posible que nuestros pensamientos, palabras y obras estén contaminadas con la semilla de la ignorancia, la soberbia, la mente errónea..."

    reply

  • Felipe García de Pesquera Gago

    Felipe García de Pesquera Gago

    29 Abril 2014 at 13:20 | #

    Me preocupa mucho más el señor de 53 años casado y con 3 hijos que hoy se queda en el paro. Su futuro es desolador y difícilmente se podrá ir a Brasil o Australia como un chaval de 25 años. A quien tenemos que facilitarle la creación de su propio negocio es a ese colectivo porque reúnen experiencia y un cierto patrimonio. Para ellos es una cuestión de supervivencia. Y si funcionan ya contratarán a los jóvenes. Y ¿qué incentivo? No hacen falta subvenciones. Los dos primeros años sin pagar impuestos, ya los pagará a partir, por ejemplo, del quinto año.

    reply

  • José Enebral Fernández

    José Enebral Fernández

    29 Abril 2014 at 19:08 | #

    Sí, todo el desempleo es lamentable y aun dramático, como lo es, claro, el hambre en el mundo; pero me sumo del todo (también como padre) a las inquietudes formuladas en el artículo. ¿Soluciones? Aunque yo tuviera una idea feliz, se diría que los modelos mentales de políticos y empresarios no animan mucho, y aquí recuerdo ahora, por ejemplo, el pensamiento monicoriolista recientemente conocido...

    reply

  • Enrique Titos

    Enrique Titos

    29 Abril 2014 at 22:07 | #

    Ligo inevitablemente el drama del desempleo juvenil con la aceleración de la desigualdades, tema cada vez más presente en el mundo desarrollado. Y lo peor es la desesperanza y la perdida de potencial de la sociedad. Me parece fenomenal que los jovenes tomen experiencia fuera, pero es un desastre que no vuelvan. Recordemos las demografía y la dinamica de envejecimiento especialmente en España.

    Sin duda la falta de soluciones al desempleo juvenil plantea una quiebra fundamental a la capacidad de regeneracion de potencial humano de la sociedad.

    En el mundo de la globalizacion y la digitalizacion, España no puede ni debe intentar competir por costes en la parte menos valiosa de la cadena de valor. Creo que la unica solucion es fortalecer el capital humano, desarrollar políticas de atraccion y retencion de talento, ser un lugar de eleccion para empresas que quieran crear riqueza en España. Eso exige readecuar la relacion entre escuela, universidad y empresa y el Estado debe propiciar un marco apropiado. Necesitamos ser unos de los hubs elegidos por empresas para crear riqueza dentro de la cadena de valor global.

    No veremos resutados concluyentes en un período corto, pero bueno sería invertir la tendencia actual y que el desempleo se redujese por empleos de calidad y no tanto por estacionalidad o reducción de la población activa.

    Yo echo en falta un diagnostico claro, una vision de futuro y de encaje de España en el mundo, un plan ajeno a los ciclos electorales, y un sistema de monitorizacion que permita reaccionar y ajustar los objetivos.

    reply

  • Consejo Editorial

    Consejo Editorial

    30 Abril 2014 at 11:06 | #

    Comentario de Jesús Montesinos.

    Jesus Montesinos

    Obviamente la situación es grave. Pero quisiera hacer unas consideraciones fuera del ritual:

    1.- El paro juvenil es consecuencia de dos cosas:
    a) El abandono escolar que llevó a miles de jóvenes a no acabar su formación y, por lo tanto, estar en malas condiciones para optar a un mercado de trabajo más competitivo.
    b) La destrucción de millones de puestos de trabajo que se han creado en otros países más baratos y más competitivos.
    c) Eso de la generación mejor formada es un tópico, como demuestran todos los informes PISA y el propio mercado de trabajo. Hay gente buena, pero la mayoría no tiene la condiciones que reclamaría un nuevo sistema productivo.

    2.- Da lo mismo lo qué hagan los políticos, porque esos empleos los crean las empresas y las empresas que contrataban a esos trabajadores jóvenes ya no están ni estarán.


    3.- Remito a la lectura del blog de Josu Ugarte (CEO de Mondragón) y su libro España está en crisis. El mundo no. ( http://www.josuugarte.com/espana-esta-en-crisis-el-mundo-no/)
    No hay ni habrá trabajo en España para millones de trabajadores, porque los puestos de trabajo que había antes ahora están en otros lados. ( http://www.jmontesinos.es/no-hay-trabajo-para-millones-de-espanoles/)

    4.- Para cambiar esta realidad debe cambiar el tejido productivo y hacer reformas mucho más importantes que las hechas. Y en la permanente fiesta electoral que vivimos va a ser complicado.

    Pero Ángel has puesto el dedo en la llaga, porque si aunque esté más que justificado por las circunstancias veremos qué hacemos con todos esos jóvenes en los próximos años.

    reply

  • Juan Fernández-Aceytuno

    Juan Fernández-Aceytuno

    04 Mayo 2014 at 18:57 | #

    A mí me gustaría saber por qué nos cargamos las Escuelas Taller, la Formación Profesional, los Oficios y demás trabajos que, apoyados en una cultura milenaria y de increibles tradiciones y habilidades heredadas y adquiridas, podríamos explotar... Y no hablo sólo de cocina...

    Gracias por compartir el artículo Ángel.

    Juan

    reply

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies