•   
  •   

El Proyecto Venus: Más allá de la política, la guerra y la pobreza - Artículo

“Todas las maravillas de la ciencia y la tecnología, todas las maravillas electrónicas y mecánicas, son sólo muchos millones de toneladas de basura si no enriquecen las vidas de las personas” Jacques Fresco. Hace ya un par de años y a través de un buen amigo con el que comparto multitud de inquietudes, entre otras cosas, conocí a Jacques Fresco, precursor de lo que podríamos considerar la ingeniería de factores humanos, además de inventor de un amplio espectro de especialidades, innovaciones biomédicas o sistemas sociales integrados.

Uno de los pilares del pensamiento y visión de Jacques Fresco es el Proyecto Venus. A través de este proyecto, se hace un llamamiento hacia un enfoque directo para el rediseño de una cultura en la que problemas como la guerra, la pobreza, el hambre, la deuda, la degradación medioambiental y el sufrimiento humano innecesario no se ven sólo como evitables, sino como completamente inaceptables.

La sociedad y la tecnología, una nueva forma de economía

Actualmente tenemos acceso a tecnologías que pueden medir y administrar nuestros recursos globalmente, para proporcionar fácilmente un nivel de vida alto para todos. Nuestra tecnología avanza aceleradamente pero no usamos el mismo escrutinio y procesos innovadores para examinar nuestros sistemas sociales y los métodos de administración y distribución de nuestros recursos globales. Con la aplicación humana e inteligente de la ciencia y la tecnología, los habitantes de la tierra pueden guiar el futuro juntos, al tiempo que protegen el medioambiente. La práctica actual de racionar los recursos a través de métodos monetarios es irrelevante, contraproducente, y no alcanza satisfacer las necesidades de la humanidad.

Ya no es necesario perpetuar la obsolescencia planificada a través de la deliberada renuncia a la eficiencia, y mantener un sistema económico basado en la deuda que a su vez perpetua la escasez artificial. Si estamos genuinamente preocupados por el medioambiente y nuestro prójimo, y queremos disminuir las disputas territoriales, la guerra, la delincuencia, la pobreza y el hambre, debemos considerar los procesos sociales que son responsables de la mayoría de nuestros problemas. Nos demos cuenta o no, es nuestra economía basada en el lucro y los valores que genera lo que causa estos problemas. Hemos llegado a un momento en el que las nuevas innovaciones en la ciencia y la tecnología pueden fácilmente proporcionar abundancia a todos los habitantes del mundo si las dirigimos en pos de la protección del medioambiente y el bienestar de todos. 

El Proyecto Venus propone un plan para llevar esto a cabo. No hay dinero suficiente para lograr la abundancia universal, pero sí tenemos recursos más que suficientes, algo que deja clara la posibilidad de trabajar en pos de una economía mundial basada en recursos, en la cual los recursos planetarios son considerados el patrimonio común de todos los habitantes de la Tierra. Expresado en forma simple, una economía basada en recursos utiliza los recursos existentes -en lugar del dinero- para proporcionar un método equitativo de distribución de la manera más humana y eficiente. Es decir, si todo el dinero del mundo desapareciera de la noche a la mañana, siempre que el suelo cultivable, las fábricas, el personal y otros recursos quedasen intactos, podríamos construir lo que necesitáramos para cubrir las necesidades humanas. No es dinero lo que la gente requiere, sino libre acceso a la mayoría de lo que necesita, sin tener que preocuparse por la seguridad financiera o tener que apelar a la burocracia gubernamental. En una economía basada en recursos, el dinero se volverá irrelevante.

Una economía basada en recursos utiliza la tecnología para superar la escasez de recursos, mediante la aplicación de fuentes renovables de energía, la automatización de la fabricación y los inventarios, el diseño de ciudades energéticamente eficientes, proporcionando asistencia médica universal, proporcionando una educación relevante y generando un nuevo sistema de incentivos basado en la preocupación por los asuntos humanos y medioambientales. No estamos separados de la naturaleza. Debemos aprender a vivir conforme a la capacidad de carga de los recursos de la Tierra. 

¿Cómo sería todo con una economía basada en recursos?

Podríamos cuestionarnos qué pasaría con el incentivo si nuestras necesidades fueran satisfechas sin tener que trabajar para obtenerlas pero esta pregunta presupone que los humanos no tenemos deseos más allá de las necesidades básicas. Si eso fuera cierto, no habría inventores, ni escritores ni profesores. La gente trabaja con pasión en las cosas que les interesan y son un reto. La motivación y el incentivo existen cuando la gente emprende tareas significativas. La motivación y el incentivo se mueren con la monotonía diaria de las tareas aburridas y repetitivas requeridas para ganar un sueldo. El verdadero crecimiento y desarrollo ocurren cuando la gente está involucrada en emprendimientos creativos, desafiantes y constructivos.

Por otro lado, las naciones son dependientes entre sí pero ¿es realmente algo insalvable?, ¿Es necesario que nos aferramos a que las naciones no pueden ser independientes unas de otras y del impacto de los cambios tecnológicos que proliferan a nuestro alrededor? Los diseños de nuestras ciudades, vías fluviales, sistemas energéticos, centros de producción y distribución y sistemas de transporte deben ser rediseñados para operar como un sistema global coherente e integrado. De esta manera podemos usar nuestra tecnología para superar la escasez de recursos, proporcionar abundancia universal y proteger el medioambiente. 

El Proyecto Venus trabaja en los anteproyectos, metodologías y sistemas de procedimiento para lograr esto. La visión del Proyecto Venus de aplicar la ciencia y tecnología al sistema social serviría al bienestar de todas las personas, una meta que ha eludido a la civilización humana hasta el día de hoy. Las posibilidades de una vida mejor para todos dependen en última instancia de las decisiones que tomemos hoy. No es suficiente solo quejarse de las desigualdades y perpetuas atrocidades de nuestro mundo. Está siendo cada vez más urgente que desarrollemos nuevos enfoques para resolver nuestros problemas bajo un concepto global que permita explotar, discutir y desarrollar el futuro juntos.

Algunos de los Inventos y Diseños de Fresco:

Sistemas para aviones sin ruido ni contaminación.

Un nuevo sistema estructural de alas de avión, patentado por la Fuerza aérea de los Estados Unidos.

Un sistema electrostático para la eliminación de explosiones sónicas para Raymond DeIcer.

"The Aluminum Trend House", una casa prefabricada diseñada y desarrollada para Mike Shore y Earl Muntz, 1945.

Desarrolló equipos que van desde unidades de rayos-x tridimensionales hasta instrumentos quirúrgicos electrónicos para el campo de la medicina.

Muchos de los diseños e inventos de Fresco han sido patentados, al tiempo que han tenido una amplia aceptación comercial.


Si quieres profundizar algo más sobre el proyecto y conocer a Jacques Fresco, te recomiendo ver el siguiente documental, "Proyecto Venus - Paraíso o Perdición".

No video selected. Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies