•   
  •   

El trabajo ya no es lo que era

(Ed. Conecta)

El trabajo ya no es lo que era

 

La verdad es que cuando este libro llegó a mis manos, enseguida cautivó mi atención. Esta frase que tantas veces habrás oído citar “a los clásicos del lugar”, cobra más fuerza desde la llegada de la pandemia que ha venido a cambiarnos nuestra forma de vivir y de trabajar.

Aunque nadie sabe a ciencia cierta como será el futuro, en muy poco tiempo el marco laboral está cambiando y cambia a pasos agigantados. Es por ello que, si tienes inquietud por conocer en profundidad cómo se está produciendo este cambio en sus múltiples facetas, este es tu libro.

 

 

En poco menos de 300 páginas aborda el cambio en profundidad y desde todos los puntos de vista. Como bien indica su autor, este libro está pensado y estructurado para una lectura lineal. Sin embargo, tiene la ventaja de que puedas leer cada capítulo de manera individual, sin necesidad expresa de haber leído el resto de los apartados.

En el mundo del trabajo siempre hemos convivido con muchos sesgos y mitos, parecía imposible pensar que el trabajo no fuese algo presencial, especialmente siendo asalariado.

A cuenta del Covid19 ahora resulta que, con la aparición del teletrabajo, muchas empresas han paralizado sus planes de cambiar/ampliar sus centros de trabajo y esta forma de trabajar ha llegado para quedarse, con el montón de ventajas que tiene para posibilitar la conciliación familia-trabajo.

Evidentemente todos nos hemos dotado de los avances tecnológicos necesarios para adaptarnos a este nuevo entorno que igualmente afecta al mundo de los niños y jóvenes.

La fragmentación laboral alcanza nuevas cotas y genera nuevos retos. Existen ya una amplia diversidad de plataformas digitales laborales y una mayor heterogeneidad entre los trabajadores.

En este nuevo entorno, será clave tu “capacidad de adaptación al cambio”.

Su lectura te va a ayudar a repensar/reflexionar si no debes de modificar tus hábitos laborales, incluso desplazar tu lugar de residencia a otra ciudad donde te resulte más confortable residir sin por ello renunciar a tus ambiciones laborales en beneficio de las personales.

Aunque el hablar de la Inteligencia Artificial no es nuevo, ya estamos viendo los efectos de su aplicación práctica y parece que vamos a convivir con robots, ¿cuál va a ser su papel en esta “nueva realidad”?

Me gustaría destacar su entrega final, “Siete utopías para realistas”, acerca de cómo debería evolucionar el futuro del trabajo y los debates relacionados. La primera aborda la aparición de un nuevo lenguaje para el futuro del trabajo, hay que cuestionarse el status quo, la relación laboral va a ser muy diferente y los freelance ya abundan por doquier. La segunda utopía acepta la diversidad ¿quién ha demostrado que realizar una misma actividad ocho horas al día de lunes a viernes tiene relación directa con la productividad y/o la felicidad de las personas?. La tercera incide en que “los futuros son colectivos y los colectivos son el futuro”. Las organizaciones no contratan a individuos sino a grupos de personas y/o a colectivos a los que estas pertenecen. Las personas a su vez y de manera natural, forman parte de dos o tres de estos colectivos que les facilitan el desarrollo profesional y una identidad laboral rica y diversa.

La cuarta utopía llamada: “buen trabajo y buenas empresas” detalla:

1.-Transformar la visión de cuál es el objetivo del trabajo.

2.-Redefinir la forma de trabajar. Dejar atrás la ejecución de tareas rutinarias para centrase en abordar problemas y oportunidades invisibles.

3.-Cultivar y usar nuestras cualidades humanas; no se trata de acumular habilidades (que caducan), sino de desarrollar capacidades gracias al trabajo.

La quinta parte lleva por título: “con derechos garantizados por ser, no por hacer”. Las personas, sin ningún adjetivo que las limite de modo alguno, tienen derechos garantizados para el acceso al sistema sanitario, a la formación permanente y a ingresos que garanticen su seguridad económica.

La sexta se centra en los avances tecnológicos que nos deben asegurar un mundo mejor. La tecnología y los datos están impregnando todos los aspectos de nuestras vidas: “amamos la tecnología, pero ese amor llega a expensas de un debate público saludable, de procesos de datos trasparentes y de mecanismos de responsabilidad”.

Por último, la séptima aspira a trabajar en un entorno verde “bajo en carbono”. “Si crees que la economía es más importante que el medio ambiente, intenta contener la respiración mientras cuentas todo tu dinero”, Guy McPherson. Hay que buscar y adoptar aquellas prácticas que minimicen el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero.

El autor afirma que nada de esto va a ocurrir por sí solo y se hace la pregunta “¿Hacía donde queremos ir? ¿Cómo queremos avanzar?.

Si decides abordar la lectura de este libro, comparto plenamente su reflexión final: “Espero que sientas que has aprendido algo y que ahora estás mejor equipado para tomar decisiones informadas acerca de tu futuro laboral”.

 

0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.