•   
  •   

La dimisión del Comisario Dalli (Encuesta expertos sobre las relaciones entre la UE y las Empresas)

La dimisión del comisario de Salud europeo, el maltés John Dalli, a consecuencia de una investigación de la Oficina de Lucha contra el Fraude (OLAF), ha provocado un pequeño terremoto en las normalmente tranquilas aguas de la burocracia bruselense. No es moco de pavo que todo un señor comisario sea obligado a dimitir a consecuencia de un intento de extorsión a una multinacional sueca a través de una trama de supuestos amigos y confidentes del alto funcionario.

Una derivada del caso que ha añadido confusión e interés ha sido la de conocer que el Comisario Dalli cobrará unos 10.000 €/mes durante 3 años y después mientras viva una pensión de 2.200 €/mes salvo que la UE suspenda la pensión del Comisario "despedido" si los tribunales malteses confirmaran en su día el caso de corrupción.

A fin de evaluar el entorno en el que se han producido estos hechos Know Square ha querido realizar una pequeña encuesta-entrevista sobre el tema a tres expertos en políticas y administraciones europeas, buenos conocedores de las interioridades de las instituciones continentales.

Antonio Masip, abogado de oficio y político de vocación, es europarlamentario español del Grupo Socialista Europeo.

Antonio Bonet es presidente de ACE, una de las consultoras españolas con mayor número de proyectos financiados por la UE y otras instituciones multilaterales.

Roberto Cuñat es Consejero Económico y Comercial destinado en la actualidad en la Representación Permanente de España ante la Unión Europea (REPER).


Damos las gracias a los tres por contestar al cuestionario siguiente:


El "incidente" Dalli provoca en  la opinión pública europea dos serios interrogantes:


-PREGUNTA: ¿Cómo puede tomarse por el ciudadano europeo común la noticia de que uno de sus mas altos responsables políticos haya podido intentar, presuntamente, vender sus favores? ¿Fallan los mecanismos de selección en el nivel más alto del poder europeo?

A. MASIP: Es que no hay selección ética rigurosa alguna. No recuerdo ese hearingi  del Comisario que habrá pasado desapercibido. De todas maneras no se puede evitar la corrupción preventivamente al cien por cien.

A. BONET: La Comisión Europea no es diferente de los gobiernos de los países miembros. Hay corrupción entre los políticos a nivel nacional, local y supranacional.

R. CUÑAT: Primero, es poco frecuente el encontrar casos de corrupción manifiesta entre los empleados de las instituciones europeas, a pesar de su estimable volumen  en número de personas. Los mecanismos de selección funcionan bien en la UE y los de control también.

-PREGUNTA: Viendo en positivo las cosas ¿Se ha demostrado que la OLAF es una institución con un alto valor preventivo en materia de anticorrupción y malas prácticas?

A. MASIP: Digamos que es una institución necesaria y perfectible en sus métodos y prerrogativas. Me dicen que el antiguo Comisario se ha quejado de presiones de OLAF, pero ¿cómo una persona de su edad y trayectoria dimite dando así por buena, al menos en alguna medida, una parte esencial de la denuncia?

A. BONET: No se ha demostrado nada en lo relativo a prevención; únicamente que Olaf sí ha actuado cuando los delitos ya han sido cometidos. ¿Ha instado Olaf un proceso penal contra el Comisario?

R. CUÑAT: OLAF es una institución benchmark en términos de buenas prácticas anticorrupción. No se debe de matar al mensajero.

Más allá de la noticia y en relación con los mecanismos de encuentro y de consulta de las instituciones europeas con el mundo empresarial nos hacemos otras dos preguntas:

-PREGUNTA: ¿Tenemos un modelo europeo adecuado en materia de consultas con la ciudadanía y el empresariado desde el punto de vista de la transparencia y de la seguridad?

A. MASIP: Ya se ha dado muchas vueltas al lobbismo al que desde luego hay que limitar pues esos profesionales de la intriga se crecen cuando parece que, por simple educación cívica, se les escucha. Tengo muy mala experiencia de la reacción de un socio español de una auditora de las llamadas Big FOUR que no reparó en hacerme una amenaza intolerable que hube de denunciar al Presidente del Parlamento de forma inmediata.

A. BONET: No

R. CUÑAT: La Comisión Europea plantea consultas al público continuamente sobre los más variados temas. Es un esquema que funciona bien. Otra cosa es el nivel de respuesta que suele ser bajo.

-PREGUNTA: ¿No sería mejor virar hacia una legislación mas en línea con el formato estadounidense en cuestión de lobbies que dejar la legislación europea en la confusión actual que por una parte permite la presencia de miles de "conseguidores" de los ámbitos empresariales y corporativos en la cercanía de las administraciones europeas pero por otra obstaculiza y reglamenta en exceso la presencia de los ciudadanos y de la sociedad civil?

A. MASIP: Sí, recuerdo que esa era la idea de Alexander Stubb, antiguo ministro de Asuntos Exteriores de Finlandia, cuando era Diputado del Parlamento Europeo.

A. BONET: Sí, mucho mejor que funcionen lobbies tipo americanos que son mucho más transparentes.

R. CUÑAT: Desde luego, cuanto más orden y transparencia mejor. El modelo US es un buen modelo en este sentido.

Y ya por último, debido al especial interés que para el colectivo de miembros de Know Square tienen estos asuntos, una última pregunta:

-PREGUNTA: ¿Están las administraciones públicas españolas y el entramado político-institucional de nuestro país preparado para ayudar a las empresas españolas a "navegar" por el interior de la jungla europea, por el Consejo, por el Parlamento, etc.?

A. MASIP: En efecto la jungla es frondosa y hacen falta demasiados expertos para abordarla. Esos expertos resulta que no son luego nada expertos en una materia técnica, o simplemente lo son de malas prácticas como revela el caso Dalli y antes, por ejemplo, el del Sunday Times.

A. BONET: En general sí están preparados los funcionarios que conocen Bruselas y han trabajado allí. Pero el hacer esa tarea de "ayuda a la navegación" es muy time consuming y la Administración no tiene tiempo ni recursos ociosos para ello.

R. CUÑAT: Solo parcialmente. La Administración Central, a través de la Secretaria de Estado de Comercio y del ICEX tiene una Antena ICEX en Bruselas desde 1992 preparada para ayudar a las empresas a ‘navegar’ por las actividades y proyectos europeos dentro del capítulo Acción Externa UE. También lo hace alguna delegación de las CCAA. Asimismo la AGE y las CCAA siguen de cerca las actividades y proyectos de los Programas Marco de Innovación UE, a través estas últimas de sus delegaciones.

 

Nota

i Hearing es el proceso de selección que utiliza la UE para el nombramiento de sus altos representantes

Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies