•   
  •   

Tiempo, espacio y futuro pasado: Los horizontes de la historia - Conferencia de David Armitage

El pasado 15 de septiembre tuvo lugar en la Fundación Rafael del Pino en Madrid, la conferencia “Tiempo, Espacio y Futuro Pasado: Los horizontes de la Historia” por David Armitage, historiador británico Profesor de Historia actualmente de la Universidad de Harvard, aunque también ha impartido clases en la Universidad de Columbia y en la Universidad de Sydney. A su vez es escritor y editor de más de 16 libros.

Armitage comenzó su intervención exponiendo que hoy en día existe una profunda crisis en las Humanidades del todo el mundo, principalmente debido a la inestabilidad económica que empuja a los jóvenes a matricularse en carreras que consideran podrán facilitarles la salida al mercado laboral tras terminar sus estudios.  En parte esta bajada de alumnos, según Armitage, también ha sido propiciada por las propias universidades que prefieren invertir en otro tipo de carreras más tecnológicas que en las Humanidades. Sin embargo, según el Profesor, la Historia es más necesaria que nunca hoy en día, ya que puede ayudarnos a establecer el camino a seguir en estos tiempos más complicados.

Según explicaría Armitage, “Historia” en griego significa “investigación”. Ésta era una guía práctica sobre la vida que ayudaba en el estudio de la filosofía. Orientaba a las personas hacia el futuro, pero durante los siglos XIX y XX, según Armitage, esta concepción se perdió y ya no existe por parte de los historiadores un claro objetivo a seguir, aunque para el Profesor es necesario volver al concepto original, la historia como guía para la vida.

Recientemente, comentó Armitage, se ha publicado en el “The Atlantic” un ensayo por parte de algunos de sus compañeros historiadores de las razones por las cuales el presidente de los Estados Unidos de América necesita de un consejo de historiadores.  Y lo cierto es que éstos son necesarios para construir el futuro.  Según el Profesor, la agresiva actitud de los economistas ha desplazado a los historiadores a un segundo plano y volver a estar en el centro es uno de los objetivos que los historiadores deberían perseguir. Ellos, pueden dar muchas respuestas hacia donde debemos dirigirnos, basándose en lecciones aprendidas y construyendo las necesidades de los individuos en base no tanto al mercado, sino a la sociedad en su conjunto, que es mucho más compleja que la economía en sí.

En la actualidad, según expuso Armitage, los límites temporales y espaciales se definen en exceso y eso hace que sea más complicado encontrar respuestas. Para Armitage, los límites nacionales no tienen sentido, se estudian y comparan los países en sus fronteras, sin tener una mirada más amplia sobre el contexto que lo rodea.  El estudio de los imperios, aunque hoy en día no está bien visto, era una manera de entender mejor la Historia, según el Profesor. Los imperios tenían ideas nacionales pero ningún sentido de Estado como nación, las fronteras eran porosas y eso hacía necesario no fijar límites. Por ello, el estudio en la actualidad debería ser transnacional, según Armitage. Un ejemplo claro es el surgimiento de Estados Unidos, no tendría sentido hablar del país sin entender que éste nació como parte del Imperio británico y ansió su independencia como resultado de esta dependencia a los británicos. Lo mismo podría decirse del Imperio español y la aparición de todos los países latinoamericanos como resultado de las relaciones mantenidas entre el Imperio y sus colonias.

Para Armitage, el hecho de la quiebra de las Humanidades radica en que hoy en día fijamos el estudio de las naciones limitadas en un espacio y en un tiempo, pero no entendemos que el tiempo y espacio no son fijos. Si fijamos estos dos conceptos, entendemos que todo es inquebrantable,  pero es todo lo contrario, ya que en el estudio del hombre nada es fijo. Estudiamos la historia de manera microscópica, pero necesitamos ampliar la perspectiva ya que así, según argumentó Armitage, podremos resolver más cuestiones sobre quiénes somos y adónde vamos. Los procesos están todos conectados y al separarlos estamos perdiendo datos por el camino, impidiendo que veamos el conjunto entero de lo que nos rodea.

Armitage siguió diciendo que es necesario volver a lo que él llama la Gran Historia, ya que es necesario cuestionarnos el pasado y no centrarnos tanto en la Historia Profunda que solamente se concentra en las personas. Hay que estudiar todo y empezar desde el principio, volviendo incluso al Big Bang, para entender quiénes somos. Armitage concluyó citando a Churchill quien dijo que: “cuanto más mires hacia el pasado, más podrás ir hacia delante”. Sabiendo lo que hemos hecho, conociendo nuestro pasado y viendo cuales son los retos a los que nos deberemos de enfrentar, entendiendo nuestro futuro, podremos buscar nuevas ideas para resolverlos, determinó David Armitage.              


Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies