•   
  •   

Análisis de la competitividad española desde una perspectiva internacional (Conferencia de Eduardo Montes)

Casino de Madrid, 19 de octubre de 2010. En poco más de una hora Eduardo Montes, actual Presidente del Club de Excelencia en Sostenibilidad, nos ayudó a entender mejor la situación económica actual de España desde la óptica alemana, gracias a su dilatada trayectoria profesional en la multinacional Siemens en cuya casa matriz fue uno de los primeros ejecutivos, lo que le llevó a vivir varios años en aquel país....

Definición de Competitividad

Interesante su definición de competitividad como la "capacidad para ganar", factor que se aleja cada vez más del "precio" (coste) para aproximarse al concepto de "atractividad". La empresa más competitiva es aquella que es más atractiva (por su calidad, su diseño, etc.). De hecho el valor de una empresa se encuentra cada vez más en los intangibles (fondo de comercio, imagen de marca, etc.) que en los factores cuantitativos tradicionales (balance y cuenta de resultados).

La globalización ha potenciado y acelerado los grandes flujos o movimientos de personas, mercancías, dinero, tecnología, empresas, etc. Un país será más competitivo cuanto más atractivo sea, es decir, cuanto más capaz sea de hacer que esos flujos se detengan en él.

Factores que influyen en la Competitividad

1.- Las personas.- Son el motor clave de cualquier actividad. Si bien todo el mundo entiende que la educación y la preparación son esenciales, Montes nos alerta sobre el peligro de la "sobreformación", que produce desmotivación al ofrecer empleos de menor cualificación (en mi opinión en España no hay "sobreformación" pero sí "sobretitulación").

Aprovecha el capítulo dedicado a las personas para resumir las tres condiciones que todo líder debe tener:

  • Ideas claras
  • Capacidad de transmitirlas
  • Dar ejemplo

2.- La industria.- Un país sin industria está condenado a no crecer. Y aquí nos suelta unos datos escalofriantes. En España el peso de la industria sobre el PIB ha pasado del 34% al 15% en 35 años. En Alemania el porcentaje permanece estable en torno al 40%. En España el peso de los servicios sube del 46% al 79% en el mismo periodo. Si a esto añadimos que la industria española tiene poco valor añadido…

Y no puede uno hablar de la industria sin hacer referencia a la innovación (I+D+i). En contra de la opinión generalizada que se jacta permanentemente de los importes invertidos en innovación, sin aportar datos sobre los retornos, sobre los éxitos de dichas inversiones, la innovación sólo es tal, dice, cuando se transforma en puntos del PIB, cuando genera riqueza.

3.- Seguridad jurídica.- Imprescindible para atraer inversión extranjera. Probablemente este aspecto no habría salido nunca en una conferencia respecto de un país europeo si no hubiera sido por el reciente Decreto de energías renovables que viene a cambiar las reglas de juego preestablecidas. Mal precedente.

4.- Legislación laboral.- Son necesarias normas que flexibilicen la elasticidad de las empresas. Y da un dato: según el informe de Doing Business España ocupa el puesto nº 160 en flexibilidad laboral.

5.- Organización territorial sensata y ágil, que acerque la Administración al ciudadano y a las empresas y no que limite y complique las actuaciones administrativas con su sempiterna burocracia.

Conclusiones

  • El principal problema de España es la deuda total, equivalente a 2,7 veces su PIB, que además está soportado fundamentalmente por el sector servicios y no por la industria. Es el único país en la zona euro con crecimiento negativo en 2010. ¡Y necesitamos alcanzar el 2,5% para generar empleo!
  • Sin embargo en Alemania el crecimiento previsto para 2010 rondará el 2,7% (el 3% en 2011). Y Alemania genera empleo a partir del 1,2%.
  • Concluye la exposición argumentando que ese diferencial de 1,5% se convierte automáticamente en inflación potencial (tan temida históricamente por los alemanes), lo que hará que fuercen una subida de tipos en Europa que impactará directamente en la deuda española.
  • En definitiva, termina Montes diciendo que toca aceptar la situación y acostumbrarse y asumir que España ocupaba un lugar que no le correspondía. El español debe aceptar que a partir de ahora y durante algunos años toca vivir sensiblemente peor que en 2006.
  • Y las familias, las empresas y el gobierno deben combatir cada uno en su posición la reducción de la deuda. La salida de España pasa por adoptar medidas estructurales que den su fruto en el futuro, lo que supone un larguísimo y duro desierto a corto.


Nota del autor: Todos los datos que aparecen en el presente resumen fueron ofrecidos verbalmente por Eduardo Montes durante su Conferencia y no han sido contrastados.

 

Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies