•   
  •   
  • Inicio
  • Artículos y resúmenes
  • Repensar la pobreza. Un giro radical en la lucha contra la desigualdad global (Reseña del libro de Abhijit V. Banerjee y Esther Duflo)

Cadena de In-Coherencias (Artículo)

Llevo mucho tiempo sin escribir artículos por razones varias… ¡espero que no sea por falta de inspiración! Hoy por fin vuelvo a los teclados que, en el fondo, echaba de menos. Un buen consejo, aunque no te apetezca publicar tus escritos, da rienda suelta a tu imaginación y/o realidad y escribe, te libera de muchas cosas, entre otras de hacerte “bad blood” (suena más suave en inglés). Una de las cosas que peor llevo últimamente, a punto de cumplir mis 60 primaveras, aunque me reconozco cada vez más cascarrabias e in-tolerante, es la falta de coherencia.

Cuando estás estudiando materias de Inteligencia Emocional te explican en un sucinto cuadro de cuatro áreas la “in-coherencia” entre lo que: piensas, dices, haces y dices que haces o algo similar….

Claro que el problema de pensar en la “coherencia” es que es hay que mirar “hacia adentro” y eso, da vértigo a muchas, muchas personas. ¿Te reconoces como un@ de ell@s? Yo abiertamente sí. A muchas personas no nos gusta y nos cuesta, especialmente a aquell@s que su Ego se lo impide. Siempre que escribo, aparece el Ego en muchas curvas del camino por las que te puedes despeñar.

Si hiciésemos un análisis detenido y sereno sobre las cuatro afirmaciones que he expuesto anteriormente, quizás encontrásemos respuestas a muchas preguntas -y sobre todo casos- que hace comprometernos a cambiar aquello en que no nos reconocemos que somos. Para decirlo más gráficamente es como si nos proyectasen cuatro películas sobre nuestras coherencias e incoherencias. No sé si nos reiríamos o nos echaríamos a llorar….

Pero con la potencia de nuestra mente e incluso una pizarra (digital, claro, aunque yo echo en falta las de mi escuela pública con sus tizas y aquel borrador que Doña Milagros me enviaba a limpiar contra la fachada de la escuela… que “in-coherencia”, manchar una cosa tan vista para limpiar aquella pizarra negra, porque era negra y no verde…. ) podemos rodar las cuatro películas y proyectárnoslas en nuestra mente, además en 3D.

¿Qué esperar ver?

Pues yo creo que, claramente, las discrepancias que existen entre tu forma de pensar y de actuar.

Además, los que te observan y analizan se dan cuenta rápidamente en su interacción contigo, en el mejor de los casos hasta, si te quieren y/o aprecian, se atreven a declarártelas y, si estás receptiv@, te ayudan pero que mucho a conocerte (ya te conocías pero era “tu lado oscuro”).

Seguro que recuerdas la preciosa película “Cadena de Favores” y, si todavía no has disfrutado de/con ella, no dejes de hacerlo “tan pronto te sea posible “.

Pues yo montaría una  “Cadena de In-Coherencias” en la vida real referida a nuestras coherencias e incoherencias y lo haría con una “cadena” dentro de nuestro círculo de relación. Claro que ello requeriría que hiciésemos gala de una gran capacidad de admitir la crítica “constructiva” de nuestros próximos y estos a su vez tuviesen el valor de desnudar tus minucias ante ti mismo… ¿Te atreverías a hacerlo? ¿Encontrarías “próximos” que les gustaría sumarse a tu iniciativa?

Creo que en muchos casos, por una, por otra o por las dos no tomarías la iniciativa y…. sabes lo que te digo, que no sabes lo que te pierdes tú y ell@s ya que ell@s, en lógica correspondencia, se verían beneficiados también cuando fuesen el “personaje” a desnudar.

¿Por qué además tenemos la sensación que las in-coherencias evidenciarían que nos creemos que somos/decimos/hacemos/actuamos más que lo que realmente evidenciamos? Pues sencillamente por nuestro EGO, echémosle la culpa a él, nos hace sentirnos mejor, no nos deja ser críticos con nosotros mismos y nos perdemos nuestra gran capacidad de mejora, porque tod@s la tenemos y además, a veces, hasta nos duele pero…. que, en lugar de curarla, le aplicamos cuidados paliativos/nos consolamos con la frase que tantas veces habrás empleado y oído emplear a otros y que se transmite de generación a generación,  “ es que yo soy así , es mi carácter/temperamento y eso no se puede cambiar “ .

Ya sé que realmente es el temperamento lo que no se puede cambiar, va delante del carácter que sí se puede cambiar, naturalmente si tú quieres. ¿No crees que habría que erigir un monumento al que lo creó? ¿Cuantos malos momentos nos habrá solventado? ¿De cuántos apuros nos habrá sacado? Pues sinceramente pienso que estamos muy equivocados, como se dice habitualmente "más vale una vez rojo que ciento colorado”.

Además, y vuelvo con la cadena, habría que convertirla en hábito y ampliarla lo más posible con personas comprometidas con su mejora y consiguiente desarrollo personal. Creo que evolucionaríamos “tod@s” hacia un mundo mejor, con menos egoísmos (otro de nuestros grandes males), individualismos (nos miraríamos menos al ombligo), prepotencia, arrogancia, etc… y, por el contrario, conseguiríamos ser más íntegros, bondadosos, humildes (cuanta humildad nos hace falta), pasionales, solidarios, inteligentes emocionalmente y algún@s hasta líderes carismáticos!!!!

¿Estaré visionando una utopía?

¿Sabes que la diferencia entre una visión y una realidad está en pasar a la acción?

¿A qué esperas?

Yo ya lo he hecho y te garantizo que “crecerás “y los “beneficiados “ también!!!! Es un “WIN-WIN-WIN” (ganas tú, los otr@s y los que nos rodean). Ya estás montando tu “CADENA DE in-COHERENCIAS”. COMPROMÉTETE CONTIGO MISMO!!!!

 

PD: Abandona tu “zona de confort”, es la única manera de progresar, SI QUIERES!!!!!

 

No video selected. Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies